Llegó pidiendo trabajo y huyó como delincuente

Un hombre de 23 años se presentó el jueves por la tarde en un taller de Laurelty, en San Lorenzo, pidiendo que le den trabajo. El dueño le encargó una tarea, pero al mínimo descuido el joven irrumpió en la oficina y terminó llevándose la recaudación.

Momento en que Adrián Ortega ingresó a la oficina de Jorge Mujica para posteriormente sustraer un fajo de dinero.
Momento en que Adrián Ortega ingresó a la oficina de Jorge Mujica para posteriormente sustraer un fajo de dinero.Gentileza

Cerca de las 16:00 de ayer, un hombre se encontraba merodeando el taller mecánico denominado “Car Servi”, propiedad de Jorge Andrés Mujica Pérez, ubicado entre las calles Nueva Asunción y Monte Everest de Laurelty, San Lorenzo.

Tras varios minutos de estar mirando, el joven identificado como Adrián María Ortega, de 23 años, llegó hasta el establecimiento y pidió hablar con el dueño, Jorge Mujica, a quien posteriormente le pidió ayuda mediante un trabajo en el local.

Mujica llegó a un acuerdo con Ortega y le encargó la limpieza, que barriera el interior del establecimiento hasta el cierre.

Ortega llevaba ya un buen tiempo limpiando el taller y posteriormente comenzó a pedir bolsas de basura a una de las empleadas de la administración. Fueron tres ocasiones en que solicitó las bolsas para cargar la basura que recogió.

Sin embargo, Ortega aprovechó e ingresó al momento en que esta dejó la oficina por algunos minutos. Inmediatamente, el nuevo encargado de limpieza del taller comenzó a rebuscarse en uno de los cajones del escritorio de Mujica.

El joven encontró un fajo de dinero consistente en la suma de G. 5.000.000 y lo escondió bajo su remera justo cuando ingresó nuevamente la mujer. Posteriormente, ya cerca de las 18:00, Adrián Ortega se retiró como si nada del establecimiento.

Cuando Mujica se percató de lo ocurrido alertó a la Policía y los agentes de la subcomisaría 10° local se constituyeron en el lugar. Luego de observar la filmación de circuito cerrado lograron identificar a Ortega, que cuenta con antecedentes por hurto y hurto agravado.

El joven de 23 años que se presentó como desempleado era un desconocido para los trabajadores y el dueño del taller; aun así, fue contratado. Por el momento, sigue siendo buscado por la Policía.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05