Fallecido empresario movió cifras multimillonarias

Un empresario paraguayo del rubro automotriz recientemente fallecido movió descomunales sumas de dinero según revela la filtración del Pandora Papers. El empresario automotriz Genaro Peña creó al menos diez sociedades offshores, a través de las cuales llegó a mover más de 200 millones de dólares. El escándalo fue trabajado por medios daneses en contribución con ABC Color y confirma serios cuestionamientos al funcionamiento de las offshores y la relajada legislación paraguaya.

Genaro Peña estructuró una red de offshores para distribuir una millonaria fortuna entre algunos familiares.
Genaro Peña estructuró una red de offshores para distribuir una millonaria fortuna entre algunos familiares.ABC COLOR

Caspol Trust, Isispiras Foundation, Anisru Trading Inc., Keercelppir Trading Inc, Ursina Trading Inc., Ripplecreek Investment Inc., Cordelia Properties LTD., Jyske Invest High Yield Corporate Bond Fund, Aildroc Properties Ltd. y Estrado International Holdings LTD son las empresas registradas por el fallecido empresario paraguayo Genaro Filiberto Peña Barrientos en las Islas Vírgenes Británicas (BVI, por sus siglas en inglés). Las empresas fueron creadas entre el 2005 y 2010, según la documentación. Y un dato muy interesante es que Peña se convirtió en cliente del Jyske Bank desde mediados de 1990, cuando ya en Paraguay el empresario era una persona muy controvertida: había sido acusado de atentar contra una de sus ex esposas (ya fallecida, Kuka Centurión) y del supuesto homicidio del contador Francisco Fariña Pujol el 28 de junio de 1995 cuando salía de su oficina en el centro de Asunción.

Genaro Peña estuvo muchos meses prófugo y luego fue sobreseído por el entonces juez Andres Casati, en el 2007. La absolución fue considerada llamativa por el hijo del asesinado Fariña puesto que se reportó, entre otras pruebas que manejaba la fiscalía, que el arma usada estaba a nombre de Genaro Peña.

¿De dónde salió tanto dinero?

Para el 2005, Genaro Peña manejaba unos 70 millones de dólares (unos 400 millones de coronas danesas), el 0,65 del PIB de Paraguay. Según los medios daneses junto a quienes trabajó ABC Color, DR Nyheder, Politiken y Berlingske, en ese momento había solo siete familias en Dinamarca que podían tener la cantidad de dinero de Peña, pese a tener una economía 25 veces más grande que la paraguaya.

Contactado el entonces asesor de inversiones de Genaro Peña, este dijo que el fallecido empresario era un hombre rico del Paraguay, “cliente de Jyske Bank desde mediados de los ‘90″.

El asesor que usó Peña no era cualquiera: fue jefe del departamento de banca privada de Jyske Banks, el que asesoraba a los clientes más ricos, con lo cual llegó a ocuparse de Peña. Al ser consultado sobre el origen de los fondos que Peña llevó a la banca europea, primero dijo que provenía de haber construido Itaipú, después refirió que el dinero provenía de la exportación de carne vacuna, después que era de hotelería y campos de golf… y luego que era un importador y comercializador de vehículos top en Sudamérica, con sucursales en varios países.

Cambios en el 2005

El dinero de Genaro Peña fue montado con organigrama y todo, según figuran en los documentos del Pandora Papers. El fondo se creó de tal forma que todas las offshores que estaban en el fideicomiso tenían cuentas en el Jyske Bank de Suiza, pero también había otras dos que conectaban directamente al Jyske Bank de Dinamarca.

El empresario cambió la estructura de su fideicomiso en 2005 y nombró al ex director de banca privada de Jyske Bank (en Dinamarca) como administrador de activos personales y al abogado suizo Edgar Paltzer como su protector designado para el fideicomiso. Ambos asesores iban a la par hasta que en el 2013 Paltzer fue encontrado culpable de un caso de complicidad en fraude fiscal en EE.UU.

Las inversiones salieron muy bien en los años previos a la crisis financiera, por lo que la fortuna alcanzó 107 millones de dólares en 2008. En esos años el dinero se colocó en tres compañías de BVI llamadas Ursina Trading Inc., Cordelia Properties Ltd. y Ripplecreek Investments Inc. Y el Jyske Bank (Schweiz) sirvió como el banco principal de las tres compañías junto con HSBC Suisse como el segundo banco más grande. Al principio participaron más bancos, pero con montos menores en las cuentas.

Para aumentar aún más la fortuna, las empresas de BVI de Peña obtuvieron grandes préstamos tanto de Jyske Bank como de HSBC para orientar las inversiones. En 2013, los préstamos por sí solos en Jyske Bank ascendieron a más de 100 millones de dólares y el total de préstamos, incluido HSBC, a más de 150 millones de dólares.

En 2009, Edgar Paltzer creó una estructura paralela al Fideicomiso Caspol en Panamá con los tres nombres de las empresas; eran los mismos que en el Fideicomiso Caspol, simplemente nombres escritos al revés. Nuevamente, con cuentas en Jyske Bank.

Millonarios préstamos

Peña siguió prestando dinero en Jyske Bank y HSBC (ambas sucursales suizas) para orientar las inversiones. La fortuna neta parece que alcanzó un máximo de más de 110 millones de dólares en 2013, según los documentos. Sin embargo, los documentos no están completos, por lo que pudo haber llegado a un punto cada vez más alto.

El total de préstamos supera los 150 millones de dólares en varias ocasiones entre 2013 y 2015. En otras palabras, una gran fortuna y unos préstamos de inversión bastante agresivos para un importador de automóviles en Paraguay. Al menos hasta 2018, Peña era cliente de Jyske Bank, según muestran los documentos.

Solo algunos familiares

Un punto bastante llamativo es que solamente algunos hijos de Genaro Peña aparecen en los documentos como beneficiarios. En algunos documentos solo aparecen Alan Daniel Peña Velázquez, Luis Felipe Peña Fernández, Lorena Alejandra Peña Barceló, Genaro Augusto Peña Rioboo y Sergio Gustavo Mura Velázquez.

Una documentación del 1 de setiembre de 2008 dice que el fundador (Genaro Peña) de Isispiras Foundation deseaba ser el principal y primer beneficiario de la fundación y de los activos de propiedad de la fundación mientras viviera. La fundación actualmente es propietaria de una empresa subyacente conocida con el nombre de Keercelppir Trading Inc. Esta empresa Keercelppir posee activos bancarios mantenidos en carteras o cuentas en más de un banco.

De hecho, Keercelppir recibió la propiedad de las operaciones bancarias adicionales activas del fiduciario del fideicomiso Caspol y de la compañía subyacente de este fideicomiso conocido como Ripplecreek Trading Inc. Todos ahora forman parte de los activos de Keercelppir.

Genaro Peña llegó a consignar que tras su muerte la Junta Directiva de Isispiras Foundation pagaría el capital restante y los ingresos del fondo de fundación en poder de Keercelppir, a su hijo Luis Felipe Peña Fernández, agrega el documento filtrado. Otra carta del 27 de octubre de 2009 dice que el fundador de Isispiras Foundation deseaba que después de su muerte la Junta Directiva de la fundación pague el capital restante y los ingresos del fondo de la fundación en poder de Anisru para su hijo Alan Daniel Peña Velázquez. En este documento incluso se establece un mecanismo para la entrega del dinero como abrir una cuenta bancaria en beneficio de Alan en Banco Bilbao Vizcaya Argentaria Paraguay SA en Asunción, Paraguay.

Agrega que hasta que Alan logre la edad de 18 años, la Junta Directiva de la Fundación pagará al mismo US$ 70.000 por año en dos cuotas iguales el 5 de enero y el 5 de agosto. La primera cuota se pagará dentro de los 10 días siguientes a la muerte del fundador y la segunda entrega el próximo 5 de enero o 5 de agosto, lo que suceda antes.

Después de que Alan haya cumplido los 18 años y hasta que cumpla los 22 años, el monto a pagar debe aumentar a US$ 84.000 por año. Al cumplir Alan la edad de 22 años, el pago total debe sumar US$ 10.000 más por año y pagarse directamente al citado hasta que alcance la edad de 30 años, según la disposición. En otro punto el documento establece que al alcanzar Alan la edad de 18 años el 24 de agosto de 2016, la Junta Directiva de la Fundación debía introducir a Alan en las responsabilidades de gestión de activos: separar y transferir el monto neto de US$ 1 millón. El fondo se iba a incrementar cada año en el cumpleaños de Alan por un adicional monto neto de un millón de dólares hasta que alcance la edad de 30 años, añade.

Contradicciones desde Dinamarca

Cuando se le preguntó sobre la cuestión central de dónde se originaron los 70 millones de dólares que inicialmente manejaron como fortuna de Genaro Peña, el administrador de activos escribió primero en un correo electrónico a los medios daneses DR, Berlingske y Politiken que el dinero provenía de la empresa de ingeniería de Peña que trabajó en la construcción de Itaipú durante 30 años. Cuando lo enfrentaron con los hechos de que Peña nunca trabajó en la represa, el administrador de activos cambió su explicación. Explicó que el dinero provenía de ser el mayor exportador de carne vacuna de Paraguay, de ser copropietario de varios hoteles y campos de golf y de ser uno de los mayores importadores de automóviles de toda Sudamérica.

El administrador de activos contó además a los periodistas daneses que se hizo muy amigo de Genaro Peña y que dos de los hijos del mismo lo visitaron una vez en Dinamarca durante las vacaciones. De igual manera, el profesional asistió en Paraguay al 80° cumpleaños de Peña, que se celebró en el 2011.

Sacado por la nueva esposa

En 2015, el fideicomisario de Caspol Trust se cambió a una empresa suiza (Virtue Trustee según los documentos), y permaneció como administrador de activos hasta 2018 cuando fue, con sus propias palabras “injustificadamente”, despedido por la (nueva) esposa de Genaro Peña.

El abogado Platzer no ha respondido a las consultas de los medios daneses. También el banco HSBC fue contactado y prefirieron no emitir comentarios.

Muchos antecedentes

Genaro Filiberto Peña Barrientos aparece vinculado al asesinato del consultor de empresas Francisco “Kiko” Fariña Pujol. El hecho ocurrió el 27 de junio de 1995.

Según publicaciones periodísticas de la época, la fiscal Mónica Fernández solicitó 18 años de cárcel para el empresario ya que, al analizar la conducta de Peña, la fiscala refirió que el mismo tenía antecedentes de enemistad con Fariña Pujol, porque este le ganó un caso judicial en tres instancias.

La citada representante de la sociedad también hizo mención a otras pruebas contra el empresario, como que el autor del hecho Alcides Villamayor era empleado de Peña, el automóvil utilizado para la huida de los asesinos fue encontrado en la empresa perteneciente a Peña y que el revólver utilizado para matar a Fariña Pujol estaba registrado a nombre de Genaro Peña.

Por otra parte, Genaro Peña también fue denunciado por su exesposa Miryan “Kuka” Centurión, ya fallecida, de ser el autor moral de un intento de asesinato en su contra. Este hecho ocurrió el 16 de abril de 1990, según los antecedentes. Kuka Centurión y Genaro Peña arrastraban una larga disputa por cuestiones comerciales, lo que llegó al punto de una guerra de solicitadas. Curiosamente, Fariña Pujol, el asesinado en 1995, era cuñado de Kuka Centurión.

El señor Genaro Peña ha fallecido en marzo de este año. Uno de sus hijos mencionado fue contactado por si quería dar su versión y prefirió no hacerlo. “Yo no estaba metido en asuntos financieros de él, eso era cosa privada de él y lo manejaba acorde. No voy a comentar sobre lo que no sé”, dijo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05