De Canelazo a Moriches, un camino que se cierra

María Clemencia Pérez también aparece ligada a otras empresas de portafolio: Canelazo Limited y Mandio Limited. Ambas fueron registradas el mismo día en Bahamas y fueron utilizadas para registrar cuentas bancarias utilizadas para realizar millonarias transferencias.

María Clemencia Pérez aparece con su caballo “Canelazo”, el mismo nombre de su offshore.
María Clemencia Pérez aparece con su caballo “Canelazo”, el mismo nombre de su offshore.Archivo, ABC Color

De acuerdo a la filtración conocida como FinCen Files, Pérez realizó una serie de millonarias transferencias desde y hacia cuentas en el extranjero. Varios de esos movimientos terminaron en cuentas en el BSI Bank de Suiza, banco en el que manejaba fondos a través de su offshore Moriches Holding Limited.

El 21 de julio de 2015, la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro Norteamericano (FinCen, acrónimo en inglés de la Red de Control de Delitos Financieros) recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS, por sus siglas en español y SAR por sus siglas en inglés) sobre 13 personas: una de ellas era María Clemencia Pérez de Leoz, la esposa del fallecido Nicolás Leoz.

Según publicaron ABC Color y el ICIJ en setiembre de 2020, el reporte de operación fue enviado por el Deutsche Bank Trust Co. Americas (DBTCA) debido a sospechas sobre el origen de los fondos y transferencias que estaban realizando 13 personas y empresas vinculadas al escándalo del fútbol.

Sobre María Clemencia Pérez de Leoz, el DBTCA aclaraba en su página 13 que el 19 de febrero del 2015 ya habían puesto un reporte de operación sospechosa sobre la señora por llamativos cheques secuenciales que habían sido depositados en el 2014.

Según el ROS donde la mencionaban explícitamente, el 24 de setiembre del 2010 Pérez hizo una transacción por US$ 83.674,91. Relataban que además de la mencionada transferencia bancaria, el DBTCA identificó una secuencia de cuatro cheques consecutivos y en dólares a nombre de María Clemencia Pérez de Leoz por un total de US$ 300.000 que fueron depositados en un lapso de tres meses. Según el documento, desde el 3 de mayo hasta el 29 de agosto del 2013 cuatro cheques terminaron en el Banco BSI SA de Suiza.

El Banco hizo una revisión e informó que los cheques con números consecutivos salieron desde el BBVA en Paraguay y fueron a través del Wachovia Bank N.A., N.Y International Branch hasta llegar al BSI.

Ahora, los documentos revelados a través de “Pandora Papers” permiten cerrar aún más el camino del dinero. Es que la propia asesora de Pérez reconoció al bufete Trident Trust que la esposa del fallecido Leoz manejaba cuentas bancarias en el banco suizo a través de la offshore creada en 2005.

Es decir, el dinero salía de cuentas de Conmebol o de empresas que pagaban sobornos para ir inicialmente a cuentas en el extranjero a nombre de las empresas de fachada de la pareja. Usando esas cuentas, luego remitían nuevamente el dinero a territorio paraguayo, alegando motivos varios como “recuperación de fondos”.

En otras ocasiones, según los documentos de varias filtraciones, el dinero extraído de cuentas de la Conmebol caía directamente a cuentas del matrimonio Leoz Pérez en Paraguay y de allí se movían al extranjero, como primera parada fundamentalmente, Panamá.

US$ 27 millones

Según revelaron los documentos de FinCen Files, Pérez abrió junto a su fallecido esposo una empresa offshore llamada Canelazo Limited, haciendo referencia a una tradicional bebida colombiana y a un caballo varias veces campeón al que bautizaron con el mismo nombre. La firma fue registrada el 4 de abril de 2007 en Bahamas, bajo el paraguas del Cititrust Bahamas Limited, subsidiaria del Citibank.

Ese mismo día abrieron otra offshore llamada Mandio Limited, también en Bahamas. En esta hicieron referencia a la mandioca, dando un toque más paraguayo.

El 15 de de junio de 2015, Nicolás Leoz abrió una cuenta en el banco Continental a la cual terminó transfiriendo toda la fortuna que estaba a cuenta de Canelazo en el extranjero.

En agosto, setiembre y octubre de ese mismo año repatriaron la friolera de US$ 27.366.819,33. Para el retorno del dinero usaron al Citibank de New York y al Wells Fargo Advisor LLC y el banco local reportó que el dinero de la cuenta abierta en Paraguay era fruto de la cancelación de una cuenta de fideicomiso en el Citibank de Bahamas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05