Cambian a director de Dimabel tras supuesta venta de armas incautadas

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, dispuso cambiar al actual director de la Dirección de Material Bélico (Dimabel), nombrando ahora al General de División Aldo Daniel Ozuna Recalde como nueva cabeza de esta dependencia militar. La movida se produce días después que armas que fueron incautadas durante un procedimiento fiscal hace dos años desaparecieran supuestamente de esta sede y la fiscalía allane el lugar. Se sospecha que hubo una venta irregular a un grupo narco.

La pistola calibre 9 milímetros incautada del Comando Vermelho, el 4 de octubre de 2018, y la misma arma incautada de nuevo del grupo del narco Samura, el 25 de marzo de 2021.
La pistola calibre 9 milímetros incautada del Comando Vermelho, el 4 de octubre de 2018, y la misma arma incautada de nuevo del grupo del narco Samura, el 25 de marzo de 2021.

La información del cambio se dio a conocer a través de la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia de la República. En el documento que tiene fecha de hoy la Dirección de Comunicaciones de las Fuerzas Militares se indica que Abdo Benítez en su rol de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación dispuso que Ozuna Recalde ocupe el puesto.

El que sale del cargo es Pedro Rubén Vallejos Denis, cuya sede que estaba a su mando fue allanada por el Ministerio Público. A principios de mes autoridades de la Dimabel dijeron que entregaron a la fiscalía el lote de armas incautadas en el 2018 en el barrio San Vicente de Asunción donde se encontró un verdadero arsenal perteneciente según los datos al Comando Vermelho.

Presunta venta de armas de parte de militares

Ante la sospecha de la presunta comercialización de estas armas al grupo que lideró el rescate al narco paraguayo Jorge Teófilo Samudio, alias “Samura”, la fiscala Alicia Sapriza de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado se constituyó con la Policía Nacional para investigar.

La comitiva intervino el cuartel militar en busca de un lote de siete fusiles de guerra, dos de ellos calibres 7.62 y cinco de ellos calibre 5.56, así como de 15 pistolas calibre 9 milímetros, que fueron depositados en el sitio por orden judicial.

Dentro de las pericias se detectó que una de las 15 pistolas calibre 9 milímetros incautadas en 2018 fue nuevamente decomisada el 25 de marzo de este año, cuando la policía atrapó a Freddy Esteban González Núñez, de 24 años, que fue localizado en una casa del asentamiento Divino Niño Jesús de la compañía Itapuamí de la ciudad de Luque.

González fue uno de los sicarios que el 11 de setiembre de 2019 rescataron en un operativo tipo comando a “Samura”, cuando este era trasladado del Palacio de Justicia de Asunción a la cárcel antigua de Emboscada.

En su momento se remitió esta arma al depósito de la Dimabel y ahí descubren al hacer la trazabilidad que esa pistola formaba parte del lote incautado por la Senad en 2018.

Entonces, los agentes asumieron que los militares de Dimabel quebrantaron su propio depósito y que vendieron al grupo de sicarios de Samura.

Supuestamente, varias armas guardadas por orden judicial en el depósito de la Dimabel también fueron “carneadas” para que sus piezas sean vendidas a delincuentes que así modifican y potencian sus fusiles o pistolas.

Días atrás en conferencia de prensa, los encargados de la custodia de las armas negaron la supuesta venta o entrega a bandas criminales. Aclararon que se hizo un inventario y que entregaron al Ministerio Público lo solicitado. Consideran que hubo un error y que están sujetos a proceso.

De igual manera dentro de Dimabel se abrió un sumario para deslindar responsabilidades. Hasta ahora no se tienen mayores novedades de la investigación fiscal.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05