Intendente electo promete dar solución a la falta de agua en Fuerte Olimpo

FUERTE OLIMPO. El intendente electo de este distrito, Moisés Recalde (ANR), dijo que la problemática de la falta de agua en la comunidad será abordada como prioridad durante su gobierno. Prometió dar una respuesta efectiva a los moradores, que dependen exclusivamente del acarreo del vital líquido cuando la sequía se agudiza.

Moisés Recalde (ANR), intendente electo de Fuerte Olimpo, promete dar solución a la problemática de falta de agua en las comunidades del distrito.
Moisés Recalde (ANR), intendente electo de Fuerte Olimpo, promete dar solución a la problemática de falta de agua en las comunidades del distrito.Carlos Almirón, ABC Color

En este distrito del Chaco, como en todo el departamento del Alto Paraguay, no se producen lluvias de grandes proporciones desde finales de febrero, razón por la cual una vez más la sequía golpea a los pobladores y al sector de la ganadería, principal rubro económico de la región.

Como ocurre en cada temporada de sequía, los pobladores de las comunidades de Toro Pampa, San Carlos y María Auxiliadora son asistidos con el vital líquido en camiones cisterna que llevan el agua desde Fuerte Olimpo.

Lea más: Pobladores en el Alto Paraguay piden soluciones definitivas a la falta de agua

Pese a que la sequía es cíclica y los pobladores la sufren año tras año, ningún gobierno de turno se preocupó de dar algunas soluciones reales al padecimiento de estas comunidades, donde abundan los niños y ancianos.

El electo intendente, Moisés Recalde (ANR), consultado al respecto, dijo que su principal prioridad será encontrar soluciones inmediatas a esta problemática para que nunca más las personas sean expuestas a este padecimiento.

El intendente es precisamente oriundo de la localidad de Toro Pampa, una de las poblaciones más afectadas por la sequía, y conoce más que nadie los padecimientos por los que atraviesan los moradores.

Sostuvo que apenas asuma sus funciones se encargará de mandar construir tajamares de gran capacidad en cada una de estas comunidades que sufren los efectos de la sequia.

“Esto será una solución de manera inmediata, mientras trabajamos en un proyecto que acabe definitivamente con esta falta de agua y que podría ser la construcción del acueducto que traiga agua a estas poblaciones desde el río Paraguay. Construir un acueducto es una solución definitiva; sin embargo, debemos ser realistas de que esto podría tardar varios años, por el costo que representaría dicha obra”, dijo el próximo jefe comunal.

Agregó que “los nuevos tajamares ayudarán a acumular grandes volúmenes de agua en la temporada de lluvias; también queremos construir aljibes comunitarios y en las viviendas más humildes, para que las personas puedan tener sistema de reservorios del vital líquido”.

El concejal departamental Iván Acuña había presentado un proyecto para la construcción del acueducto que bombee agua desde el río Paraguay hasta estas comunidades en un trayecto de 120 kilómetros que, además de beneficiar a estas poblaciones, ayudará al sector de la ganadería.

Este proyecto se presentó en el 2020 y desde entonces se encuentra guardado en algún cajón de escritorio de la Gobernación de Alto Paraguay, a la espera de tener financiamiento para el estudio de factibilidad, que sería de unos US$ 10.000, y para el cual se habría comprometido el gobernador José Domingo Adorno, según expresiones del edil proyectista.

El nuevo intendente, que deberá asumir al cargo el próximo 9 de noviembre, dijo que buscarán hacer realidad este proyecto de acueducto.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05