Encarecidas cárceles del MOPC no concluyen, tras más de dos años de haberse adjudicado

Las tres penitenciarías que construye el MOPC, dos para Emboscada y una para Minga Guazú, debían concluir en agosto de este año, pero las empresas adjudicadas siguen sin culminar los trabajos. Además, las obras ya registran un encarecimiento de US$ 5,7 millones.

La cárcel de Minga Guazú es la que más avance registra hasta la fecha.
La cárcel de Minga Guazú es la que más avance registra hasta la fecha.

En junio del 2019, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) adjudicó la construcción de tres nuevas penitenciarías, las que fueron otorgadas a tres diferentes empresas por G. 192.423 millones. La orden de inicio de los trabajos a las empresas adjudicadas se otorgó en agosto de ese mismo año y se les dio un plazo de 24 meses para culminar las construcciones, lo que no ocurre hasta hoy.

Además, el precio de la obra ya se infló a G. 229.907 millones; es decir registra un encarecimiento de G. 37.483 millones (US$ 5,7 millones al cambio actual).

El lote 1 de Emboscada está a cargo de la firma Aponte Latorre (representada por Osvaldo Aponte) y registra un avance del 84%. El contrato original del contrato con esta firma era por G. 62.324 millones, pero esta empresa terminará percibiendo G. 74.426 millones (encarecimiento del 20%).

Por otro lado, el lote 2 (para otro pabellón de Emboscada) está a cargo del Consorcio Cordillera (representado por Emilio Díaz de Vivar), integrado por Edivi SA y Constructora Heisecke SA, y registra un avance del 80,5%. Esta parte se le dio a este grupo por G. 62.299 millones, pero se le terminará desembolsando G. 74.263 millones (también con sobreprecio del 20%).

Por último, el lote 3, para la cárcel de Minga Guazú, se otorgó al Consorcio AGB - Tocsa SA (representada por Sara María Blanco de Dose) y registra un avance del 96%. El contrato de este lote fue por G. 67.799 millones, pero se terminará pagándo G. 81.218 millones.

Se “agregaron” obras

Según había informado en MOPC estas variaciones de costos con respecto a lo contratado, “responden a la inclusión de rubros no contemplados inicialmente, pero que son de suma necesidad para la correcta terminación y factibilidad de uso de las instalaciones”.

Respecto a las obras que se agregaron, indicaron que tienen relación con la adecuación del proyecto a las normativas legales de accesibilidad a las personas con discapacidad, dispuestas en la Ley N° 4934 “De accesibilidad al medio físico para las personas con discapacidad”, que afectaron a todos los rubros de la obra (obras civiles, estructura, instalaciones eléctricas y sanitarias, entre otros).

También se agregó a cada lote la construcción de plantas de tratamiento de efluentes cloacales y su sistema de cañerías, además de tanques de agua superior e inferior y pozo profundo para la provisión del líquido vital. Además, indicó que en el lote 3 se modificó el tipo de fundación, por las condiciones del suelo en lugar de implantación, por lo que adoptaron fundaciones profundas de tipo pilotes y de plateas de cimentación, conforme a los estudios geotécnicos específicos.

Finalmente, tal y como ocurre en prácticamente todas las obras de infraestructura del Estado, el monto contratado termina inflado, mucho más de lo pactado en un inicio.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.