Contrabando sigue con viento en popa por el puente de la Amistad

El viejo esquema de contrabando por el puente de la Amistad de Ciudad del Este goza de buena salud. Vehículos de diversos portes cruzan sin cesar desde el Brasil con mercaderías de ingreso ilegal, mayormente comestibles. El presunto pago de coima se hace en diversos puntos de la zona aduanera. Las autoridades de la Aduana hacen vista gorda.

Momento en que cargan productos de contrabando en un furgón, según verificó este diario.
Momento en que cargan productos de contrabando en un furgón, según verificó este diario.Archivo, ABC Color

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional). El punto de partida para el ingreso ilegal de las mercaderías es el barrio Villa Portes de Foz de Yguazú, donde grandes comercios y depósitos de productos son usados para abastecer a los contrabandistas. Enormes camiones con chapas paraguayas, al igual que furgones, vehículos particulares y hasta motocicletas son cargados hasta el tope con productos comestibles de toda clase.

Entre los productos más comunes que se pueden ver están fardos de azúcar, cajas de pollos, embutidos, bebidas alcohólicas, cebolla, papa, tomate, entre otros, que en cuestión de minutos ya están en el mercado local.

En recorrido hasta la zona aduanera del puente de la Amistad se puede ver que las motos hacen una parada obligatoria en el predio, allí dos personas de civil se acercan a cada uno de ellos y supuestamente cobran G. 15.000 por el paso ilegal de mercaderías. Supuestamente son 300 motopaseros que pueden hacer hasta tres viajes en una hora.

En cuanto a los furgones grandes que llegan a cargar mercaderías hasta por G. 20.000.000, en cada viaje pagarían entre G. 600.000 y G. 700.000 y hacen dos a tres viajes por día. El pago de la presunta coima se hace en una de las oficinas, donde los conductores deben acercar sus aportes. Los que traen mercaderías de menor cuantía supuestamente pagan entre G. 50.000 y G. 100.000, en la misma oficina. El dinero se distribuiría después entre aduaneros, militares y funcionarios de puertos, conforme a los datos.

En el sitio pudimos constatar que camiones de gran capacidad son llenados con productos, prohibidos y permitidos, por lo que deben supuestamente pagar también fuerte suma de coima entre G. 5.000.000 y G. 7.000.000. Esos productos son los que se envían hasta la capital del país, dijeron.

Las autoridades hacen vista gorda al esquema. Desde la Aduana afirmaron que personas particulares no permanecen en la zona aduanera, pero la realidad es otra, pues los recaudadores de los motopaseros son civiles. El administrador de la Aduana, Luis Villalba, no contestó nuestras llamadas.

Como supuesto capo de los recaudadores ilegales sindican al jefe de resguardo de ese puesto aduanero, Manuel Martí Benítez, alias Chiqui Martí, quien hace unas semanas sufrió un atentado y robo supuestamente cuando transportaba la recaudación ilegal semanal.

Martí negó que reciba algún pago de parte de los paseros y afirmó que ellos están molestos con él por el estricto control que ejerce. Sobre la permanencia de civiles en la zona aduanera refirió que ello es responsabilidad de ANNP.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.