Integración regional, una histórica proclama que continúa pendiente

CIUDAD DE PANAMÁ. La consigna que había durante las décadas de 1960 y 1970 sobre la necesidad de integración de América Latina y el Caribe para lograr un mayor desarrollo de esos países, sigue muy vigente. Esto se explica con el reporte de Economía y Desarrollo 2021 de la CAF, presentado ayer en Panamá y que revela “modestos avances” en la materia ya que las exportaciones dentro de la región crecieron apenas del 25% al 29% del PIB en 35 años.

Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo de CAF, en la presentación del RED 2021 en Panamá.
Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo de CAF, en la presentación del RED 2021 en Panamá.Ramon_Lepage

Los países de la región comercian poco entre sí, según se desprende del Reporte de Economía y Desarrollo (RED) del Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe (CAF), que este año se titula “Caminos para la integración: Facilitación del Comercio, Infraestructura y Cadenas Globales de Valor”.

Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo de CAF presentó el RED 2021 ayer, en Panamá, en un evento con transmisión virtual pero que reunió presencialmente en esta ciudad a los editores de Economía de medios de prensa de la región, incluyendo de Paraguay. Este documento nos ayuda a pensar sobre qué queremos hacer de aquí en adelante, para construir un mercado de integración con miras a enfrentar los desafíos del futuro, dijo.

“Esta agenda de medidas asociadas con la facilitación del comercio, la inversión en infraestructura y la integración productiva son iniciativas menos sujetas a controversias políticas o ideológicas. Por lo tanto, la viabilidad de su concreción es alta y permite establecer un camino pragmático hacia una mayor integración de las economías tanto a nivel regional como global. Con este reporte, CAF -banco de desarrollo de América Latina- busca apoyar a los países en el diseño e implementación de esta agenda que destaca a la integración y la apertura comercial como un instrumento efectivo para alcanzar el objetivo de una mayor prosperidad compartida en la región”, se lee en el prólogo del documento, firmado por Díaz-Granados.

Aunque parece un tema del pasado, que tuvo mucha fuerza en los años 1960, la necesidad de integración regional es también actual, dijo a su vez Pablo Sanguinetti, vicepresidente de Conocimiento de CAF y coautor del informe, quien previamente se reunió con los editores de Economía de la región para explicar los principales resultados del documento.

Esos resultados muestran que efectivamente el comercio no ha sido tan dinámico y que podría crecer. Las exportaciones en Latinoamérica y el Caribe como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) se encuentran en 29% a pesar de los esfuerzos de integración de las últimas décadas.

El “modesto” crecimiento de apenas 4% en 35 años

Así, las exportaciones pasaron del 25% en el período 1980-1984 al 29% en el período 2015-2019, dice el RED. Y, para medirnos con otras regiones del mundo, Sanguinetti hizo referencia a los países más pobres de Asia, que comercian más de 20% entre ellos.

En general, en otras regiones y otros bloques económicos, los números son mucho más alentadores. Según lo informado, en Europa el comercio intra regional tiene valores cercanos al 60% del total; en América del Norte, 45%; en el Este y Sudeste de Asia, 35%.

De acuerdo con las explicaciones del vicepresidente de Conocimiento de CAF, en parte el comercio regional no ha crecido tanto porque no hay formación de cadenas globales de valor con componente regional. En la Unión Europea, por ejemplo, se tiene un contenido de insumos importados de casi 50% que viene de la región.

Mientras tanto, en Latinoamérica y el Caribe, la cercanía geográfica no parece haber tenido un impacto significativo en términos de menores costos de comercio, como incentivo para alcanzar un mayor nivel de integración que impulse la productividad y el bienestar de los países. Y para que eso ocurra se necesita algo más que bajar aranceles, según las explicaciones.

“Es necesario complementar el avance realizado en materia tarifaria con políticas que ayuden a reducir los costos de comercio por otras vías, como la reducción de costos de procedimientos y frontera vía facilitación del comercio, los costos de transporte e interconexión con infraestructura física de calidad y la armonización y transparencia en las regulaciones del comercio que permitan una mayor participación en cadenas regionales y globales de valor”, indicó.

Los factores que nos hacen “menos vecinos”

Es que nuestra región en esa materia sí ha tenido grandes avances y hoy el 85% de las mercaderías está prácticamente liberadas para el comercio regional.

En contrapartida, la evidencia muestra que los costos de comercio interno son altos, que hay costos estructurales que “nos hacen menos vecinos de lo que deberíamos ser”, en palabras del economista de la CAF.

¿Cuál es la propuesta del RED 2021? Primero, reducir los costos en frontera. Hay un excesivo papeleo por falta de digitalización y de regulaciones domésticas más eficientes. Se necesita una agenda de facilitación del comercio.

Segundo, los costos del transporte deben bajar y para eso hace falta inversión en infraestructura. Podemos ser vecinos pero si tenemos un camino que conecta el Norte de Argentina con Sur de Brasil con pocos servicios, no se aprovecha la cercanía geográfica. En tal sentido, insistió en que la infraestructura y transporte se tienen que mejorar para unir mejor físicamente a los países.

Integración a las cadenas regionales y globales de valor

Finalmente, la apertura comercial y la integración en las cadenas regionales y globales de valor, para expandir los mercados, son el desafío. Es decir, generar cadenas de valor con componentes locales, con regulaciones que no impidan especialización. Como por ejemplo, la regla de origen que hace referencia a cuánto por ciento de insumos tiene que tener un producto para que sea considerado de origen local, debe ser adaptada a los tiempos actuales en que casi ningún producto es 100% de un solo país, sino que se fabrica en distintas partes del mundo, aprovechando las ventajas comparativas de cada nación.

“Ya nos hemos abierto al resto del mundo, qué nos falta para abrirnos a la región. El ansia es que la suma de todas estas políticas, de estas pequeñas ideas, influya en los resultados y creen un círculo virtuoso para las economías regionales”, puntualizó Sanguinetti.

Lian Allub, economista principal de CAF y coautor del informe, recalcó a su vez que “la apertura comercial y la integración en las cadenas regionales y globales de valor permiten a los países expandir los mercados, promoviendo los beneficios de la especialización y las economías de escala, impulsando la productividad y el bienestar. Para lograrlo, se requiere homogeneizar entre los distintos países las regulaciones asociadas a requisitos de contenido doméstico o reglas de origen y permitir su acumulación, coordinar incentivos que promuevan la inversión extranjera directa de tipo vertical, y trabajar en la reducción en las restricciones al comercio de servicio, entre otras políticas”.

Paraguay, la sorpresa del Sur

El caso de Paraguay se resalta en el reporte de CAF, ya que casi triplica su nivel de exportaciones respecto al PIB a los países de la región, pasando del 13% al 35% en el período de referencia. Eso no significa que sea la panacea, reconoció Sanguinetti. Aún hay grandes desafíos en materia de inversión en infraestructura, corredores de exportación, hidrovías, exportación de energía eléctrica y otros.

Similar situación existe en otros países.

Entre los países andinos se destaca Ecuador, que casi duplica su inserción internacional, mientras que Perú y Colombia tienen aumentos más modestos, según los datos suministrados en el marco del RED 2021. En Centroamérica hubo un fuerte aumento del comercio en relación al PIB en el caso de Honduras, Nicaragua y El Salvador. Un caso excepcional es el de México, que casi se triplica el nivel de internacionalización de su economía.

En tanto, otros países del bloque del Sur que eran inicialmente más abiertos, como Chile y Uruguay, también suben en su inserción internacional, aunque mucho más “moderadamente”. Argentina aún mantiene niveles muy bajos al final del período, al igual que Brasil.

Por ello, los resultados del Reporte de Economía y Desarrollo en esta edición 2021 invitan a los gobiernos y al sector privado a la planificación y ejecución de políticas que permitan la mayor apertura comercial y una mayor inserción internacional de las empresas en el comercio de bienes y servicios, pues esto promueve elevar los niveles de productividad y bienestar.

Capacidades públicas y coordinación

Pero, ¿es tarea sencilla lograr las capacidades públicas y coordinación para conseguir la facilitación del comercio, mayor inversión en infraestructura y la inserción a cadenas globales y regionales de valor? Sin duda es desafiante pero algo posible, según concluyeron por su parte representantes de gobiernos de la región, que participaron ayer del panel debate “Políticas Públicas para la Integración”, del que participó Raúl Cano Ricciardi, viceministro de Relaciones Económicas e Integración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay. También Víctor Bisonó Ministro, del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes de República Dominicana; Carmen Gisela Vergara, directora ejecutiva de PROPANAMÁ; Andrés Cárdenas, viceministro de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia.

Precisamente, el RED hace referencia a que la implementación efectiva de la agenda propuesta requiere de importantes capacidades públicas y coordinación dentro del sector público con el privado y con el gobierno. “Los aspectos de facilitación del comercio requieren identificar la posibilidad de simplificar y digitalizar los distintos tipos de trámites y procesos que demoran y hacen más costoso cumplir con los requerimientos de aduanas y fronteras. Para ello se requiere coordinar distintas áreas y agencias de gobierno que actúan sobre las operaciones de comercio exterior, unificando registros y fomentando la interoperabilidad de los sistemas informáticos y de control”, puntualiza el documento. También destaca que es clave asegurar la continuidad en el tiempo de aquella y otras políticas, más allá de los cambios de gobierno y articular su diseño e implementación con el sector privado, sin dar lugar a que intereses particulares las desvíen de sus propósitos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.