Jueza ordena que vaciador del BNT sea trasladado al penal de Tacumbú

El Juzgado de Liquidación de Causas Penales ordenó que el condenado a 10 años de prisión y prófugo por el vaciamiento del Banco Nacional de Trabajadores (BNT) Alcibiades Ledesma (68) sea trasladado del Departamento de Investigación de Hechos Punibles a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

En primer plano, el exdirectivo del BNT, Alcibiades Ledesma, quien fue capturado luego de más de 20 años. Tiene pendiente la tramitación de su recurso de casación en la Sala Pena de la Corte.
En primer plano, el exdirectivo del BNT, Alcibiades Ledesma, quien fue capturado luego de más de 20 años. Tiene pendiente la tramitación de su recurso de casación en la Sala Pena de la Corte.virgilio vera

La jueza del Juzgado de Liquidación de Causas Penales, Nilda Bogarín Giménez por Auto Interlocutorio N° 103 del 10 de diciembre de 2021, en el expediente caratulado “Edgar Cataldi y otros s/ defraudación y otros”, año 1998, rechazó la revisión de medidas que solicitó la defensa del exmiembro del Directorio del Banco Nacional de Trabajadores (BNT) Alcibiades Ledesma y el juzgado argumentó que corresponde dar cumplimiento al auto de prisión preventiva dictado por Auto Interlocutorio Nº 1129 del 11 de octubre de 2001 por el entonces juez penal de la capital, Silvio Reyes Rojas.

Alcibiades Ledesma estuvo prófugo de la justicia a partir del 11 de octubre de 2001, fecha en que fue ordenada su prisión preventiva hasta el 7 de diciembre de 2021, aproximadamente 20 años, 2 meses y 4 días, fecha en que el Departamento de Hechos Punibles de Asunción, dependiente de la Policía Nacional, comunicó su detención al juzgado.

Los abogados defensores Laura Rodas y Néstor Escobar Armoa, en representación de Ledesma, solicitaron al juzgado el beneficio del arresto domiciliario. Sin embargo, la jueza Giménez sostuvo que “existen suficientes elementos de sospecha para suponer la existencia de peligro de fuga, ya que el mismo con su conducta ha demostrado su falta de interés al sometimiento de la justicia, y en ese sentido, las medidas menos gravosas a la prisión preventiva no serán suficientes para la sujeción del mismo al proceso”.

Tras su detención, Ledesma fue trasladado hasta el Departamento de Investigación de Hechos Punibles de Asunción, luego derivado hasta el Departamento de Criminalística División AFIS, donde fue corroborado a través de huellas dactilares la verdadera identidad de que se trataba de Alcibiades Ledesma,con C.I. N° 499.222, quien cuenta con orden de captura por Oficio N° 658 del 11 de octubre de 2001, a quien se le hizo conocer sus derechos contemplados en la Constitución Nacional, con previo diagnóstico médico practicado en el Hospital de Barrio Obrero.

En el momento de su captura, Ledesma tenía en su poder una cédula de identidad a nombre de Mario Senen Vera Cantero, que obviamente no le correspondía.

Trámite suspendido en la Corte

La Sala Penal de la Corte Suprema debe reanudar los trámites judiciales tras ser detenido el martes 7 de diciembre el prófugo condenado a 10 años de prisión por el vaciamiento del BNT, Alcibiades Ledesma. En el 2011, la Corte había resuelto suspender el estudio del recurso extraordinario de casación que planteó el exdirectivo del BNT, por encontrarse prófugo de la justicia.

“Utilizaron el BNT para vaciar el BCP”, aseguró

Tras ser capturado el martes 7 de diciembre, Ledesma explicó que no tenía documentos de otra persona en su poder como forma de evadir la orden de captura. Indicó que fue a una farmacia, en Ñemby, en el auto de su cuñado, y en el rodado se encontraba la cédula verde y la habilitación del vehículo, así como la cédula de identidad que no le pertenecía.

Respecto al vaciamiento, dijo que salió del BNT en el año 1993 y el banco cayó en 1999, luego de seis años. “Cuando salí del banco en 1993, el BNT estaba en segundo lugar en utilidad, después del Citibank. Ahora, me pregunta, dónde estaba escondido, tenía una absolución de la Corte, ¿ustedes no saben eso?, ¿y qué decía la Corte?, ‘el día que se presente voluntariamente, se va a estudiar su casación’; ¿entonces, por qué nunca me he presentado?: porque no tenía ninguna garantía sobre mi integridad física, todos aquellos, los otros han muerto, tuve 3 atentados, en el BNT existió un gran vaciamiento del Estado paraguayo, no del banco, porque el BNT utilizaron ellos para vaciar el Banco Central del Paraguay”, declaró a ABC TV, luego de ser capturado.

Pido que me fusilen en la plaza, ahora voy a hacer una huelga de hambre, ni un día no voy a estar en la cárcel, ya vas a ver, voy a perder la conciencia y conocimiento, yo tengo tratamiento, tengo problema cardíaco, no voy a tomar medicamento ni agua, y con mucha dignidad voy a morir. Ya estoy en paz con mi conciencia, no he robado, no solo no he robado, sino que no pude robar. Imagínese, una sola carpeta de créditos no recuperados no he firmado. Conmigo se ensañaron, me aplicaron la ley penal de una manera retroactiva, me condenaron por lesión de confianza, pero este delito recién entró en vigor en 1998 con la nueva legislación penal, y yo salí del banco en el 93″, manifestó Ledesma.

Ledesma también aseguró que el monseñor Ismael Rolón Silvero, en su momento, abogó por su inocencia ante los tribunales, y “él no iba a pedir por un delincuente”, indicó.

Los demás condenados

Los expresidentes del BNT Edgar Cataldi, Sindulfo Ramírez Reichert y Mario Luján Melgarejo fueron sentenciados a 10 años de prisión, al igual que los demás directivos Cecilio Rojas, Aureliano Rojas, Andrés Pedrozo, Alcibiades Ledesma, Miguel Benítez, Bruno Garcete, Gladys Rosa García, Balbina Maciel y Carlos Ferreira, así como los exfuncionarios Juan Carlos Ovelar, Luis Fernando Leguizamón, Édgar Escobar y Juan Martínez.

Los sindicalistas Alan Flores, Jerónimo López, Ronald Orrego y Fidel Báez fueron condenados a siete años de cárcel.

Los gremialistas Florencio Florentín y Reinaldo Barreto fueron condenados a cuatro años de prisión.

Confirmaron las sentencias

- La sentencia condenatoria del exjuez Hugo López, de octubre de 2001, demostró que los vaciadores produjeron un perjuicio patrimonial al Banco Nacional de Trabajadores (BNT) por G. 120.000 millones, con la concesión irregular de créditos para “obras sociales”.

- Las sentencias condenatorias fueron ratificadas por la Cámara de Apelaciones, el 4 de junio de 2009. En primera instancia, el empresario Faustino Fleitas había sido absuelto, pero el Tribunal de Alzada le condenó a 7 años.

- La Sala Penal de la Corte, por Acuerdo y Sentencia Nº 694 del 29 de diciembre de 2010, ratificó las condenas por lesión de confianza por el perjuicio de 120.000 millones al BNT.

La querella adhesiva fue promovida por la Coordinadora de Aportantes del BNT, que aglutinó a varios sindicatos, entre ellos el de los periodistas. El abogado Pedro Lobo Ruiz fue el representante de la querella.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.