Nenecho compró alimentos sin siquiera tener un precio referencial

El intendente de Asunción, Óscar “Nenecho” Rodríguez (ANR, cartista), no solo compró alimentos sin exigir el registro y la certificación sanitaria sino también sin contar con un precio referencial. Así lo confirma el dictamen de la CGR sobre compras con fondos de emergencia.

Óscar Nenecho Rodríguez (ANR, cartista), intendente de Asunción.
Óscar Nenecho Rodríguez (ANR, cartista), intendente de Asunción.Arcenio Acuña Rojas

Las irregularidades en las compras realizadas por el intendente de Asunción, el cartista Óscar “Nenecho” Rodríguez, en el año 2020 con los fondos de emergencia de la comuna capitalina suman y siguen en el informe de 146 páginas de la Dirección General de Control de Contrataciones Públicas de la Contraloría General de la República (CGR). La documentación enumera punto por punto las anomalías en el manejo de los fondos municipales, pero, llamativamente, la fiscalía continúa ciega, sorda y muda.

Según el dictamen técnico, el jefe comunal asunceno puso en riesgo la salud de las familias afectadas económicamente por las medidas sanitarias para mitigar la propagación del covid-19 al adquirir alimentos sin exigir los registros del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) para los kits. “Nenecho” repartió sal, tomate, cebolla, locote, pollo y carnaza de primera sin el Registro Sanitario de Producto Alimenticio (RSPA) y el Registro de Establecimiento (RE).

Además, distribuyó aceite de girasol, arroz, azúcar, harina de trigo, fideo, yerba, leche entera en polvo, sal y pollo sin exigir a las proveedoras la autorización de fabricación o distribución. Es decir, no se pudo verificar la procedencia de los productos.

Sin embargo, el intendente capitalino no solo incumplió con este requisito imprescindible sino tampoco tenía establecido un precio referencial cuando cursó la invitación a los oferentes, según revela el informe del ente de control.

La documentación señala que la institución municipal remitió a los auditores para la verificación un dictamen incompleto sobre la estimación de un costo referencial y el cual supuestamente utilizaron para la compra de los kits. Agrega que en el citado informe municipal incluso no está especificada una fecha de emisión a las empresas consultando precios; sin embargo, sí está una nota de contestación de las firmas con los costos.

Este documento tiene fecha 11 de marzo de 2021. Lo curioso es que mismo día la municipalidad ya remite la invitación a los oferentes, sin siquiera analizar aún y establecer un precio referencial.

En sentido, los auditores señalan que la convocante (la municipalidad) invitó a participar a una contratación a potenciales oferentes sin haber determinado el precio referencial. “Esto se constituye en una condición previa para la iniciación de un llamado a fin de que los potenciales oferentes puedan presentar su oferta con una cotización razonable, ajustada a las necesidades y disponibilidad presupuestaria de la convocante”, dice el dictamen.

Diferencias e incrementos

ABC había mostrado en octubre pasado la diferencia de precios de los productos comprados por el cartista “Nenecho” Rodríguez con respecto a otras comunas a nivel país. Un comparativo con datos del portal web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) permitió encontrar aparente sobrefacturación en la yerba, aceite, poroto y fideos.

En un caso específico se mostraba que la Municipalidad de Fram adquirió, por ejemplo, el paquete de yerba de 3 kilos a G. 31.000, mientras que Nenecho pagó por 2 kilos G. 30.000. También está el aceite que la misma comuna itapuense pagó por el bidón de 3 litros G. 21.100, en tanto, que en Asunción el precio era de G. 22.500 la botella de 1,5 litros, según el contrato.

Un punto llamativo sobre el aceite es que la municipalidad asuncena hace figurar que el producto es de procedencia argentina, mientras que el de Fram es nacional.

En cuanto al poroto la municipalidad asuncena pagó G. 19.000 por kilo, mientras que en Fram el precio era de G. 12.800 el kilogramo.

Por otro lado, otra publicación de nuestro diario evidenció que los kits de alimentos también sufrieron aumentos significativos de precios con el transcurrir del año 2020. Inicialmente, en abril, el combo de 15 productos valía G. 349.000, mientras que en junio aumentó a G. 380.000. En julio pasó a costar G. 385.000 para terminar en diciembre de ese año con un precio unitario de G. 448.200.

Es decir, el incremento fue de casi G. 100.000 por kit en solo ocho meses.

Los siete proveedores: Don Manuel (Manuel Román Solís), San Benito CISA (Mirian Méndez), COVA (Juan Rodríguez); Comercial Ramírez & CIA (Ramón Ramírez), Grimex SA (Gustavo Rautenberg), Grupo Orca SA (Manuel Luis Román) y La Comercial Asuncena SRL (Benicio Cano), aumentaron sus precios con llamativa coincidencia, todos al mismo tiempo, según la rendición parcial de la comuna asuncena.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.