No se conocen legalidad ni procedencia de los “detergentes de oro” de Nenecho

El intendente de Asunción, el cartista Óscar “Nenecho” Rodríguez, no evaluó la legalidad de la marca y procedencia de los “detergentes de oro”. No exigió a los proveedores la autorización del fabricante o distribuidor, según revela la CGR.

Local de Bastian Comercial, uno de los proveedores de los detergentes de origen francés.
Local de Bastian Comercial, uno de los proveedores de los detergentes de origen francés.Archivo, ABC Color

El dictamen técnico de Contrataciones de la Contraloría General de la República (CGR) de 146 página revela groseras irregularidades en las compras realizadas por el intendente de Asunción, Óscar “Nenecho” Rodríguez (ANR, cartista), en el año 2020 en plena crisis sanitaria y económica debido a la pandemia del covid-19. Algunos de los principales cuestionamientos tienen que ver sobre el incumplimiento de requisitos relevantes establecidos en la ley N° 2051/03 de Contrataciones Públicas.

Este es el caso del uso de un pliego de bases y condiciones para la adquisición de los productos, especialmente de los artículos de limpieza y seguridad sanitaria, sin exigir capacidad financiera y técnica, experiencia, garantía de fiel cumplimiento y lo más importante la autorización del fabricante o distribuidor a los respectivos proveedores.

Sobre este último punto, el ente de control señala que en el caso del producto francés ofertado como “detergente de áreas y superficies” de la marca ALKA DDS, al momento de la evaluación de oferta, no era posible que el comité evaluará la legalidad de su marca y procedencia debido a que no fue requerida la presentación de la “Autorización del fabricante o distribuidor”. Es decir, la comuna, a cargo de Nenecho Rodríguez, llamativamente no verificó si el producto, por el cual pagó G. 393.800 el litro, era realmente del origen presentado.

Proveedores desconocidos

Entre los proveedores de los “detergentes de oro” están DFR SA de David Fernández Rachid, Bastian Comercial de María Victoria Cano Torres y Cova de Juan Rodríguez. Estas empresas, sin embargo, no están certificadas ni son conocidas por el representante del la marca ALKA DDS en nuestro país, Walter Gómez de la Fuente.

Gómez de la Fuente, presidente de la Importadora y Distribuidora Genemed SA, expresó en octubre pasado que no conoce a las proveedoras de la comuna asuncena y ni siquiera se contactaron con su empresa para la venta del producto.

“Es la primera vez en la vida que veo Bastian Comercial. Ni sé quiénes son”, había señalado el empresario con respecto a una de las firmas vendedoras del “detergente de oro”.

Gómez de la Fuente además había indicado que el precio del producto de orígen francés no sobrepasaba los G. 250.000 el litro. “En G. 250.000 se enmarcan (el precio) en ciertas licitaciones en donde el pago se hace a un año. Normalmente, en mercado privado, en donde los pagos son a 30 a 60 días, se puede vender en G. 120.000, 150.000 y 180.000″, afirmó entonces.

El empresario en aquella ocasión también señaló que “preocupaba” la procedencia y calidad del detergente adquirido por “Nenecho”, considerando que se vio un manejo precario e irregular del producto por parte de los comerciantes que proveyeron a la comuna.

“Nosotros estamos muy preocupados si eso fue comercializado en tambores porque eso no está permitido. Tenemos contacto con la gente de Francia y eso se vende en frasco por un litro para ir diluyendo de acuerdo a las necesidades”, había declarado a ABC.

Otros productos sin las marcas

El lapidario informe de 146 páginas de la CGR también revela que en las notas de remisión y facturas de los proveedores adjudicados y en los contratos no se visualizan las marcas de otros productos como detergente, lavandina y citronela, “por lo que no se tiene certeza de que los productos entregados corresponden al ofertado y posteriormente adjudicado”.

No cuenta en su local y traen bajo pedido, dicen a la CGR

En el dictamen técnico de Contrataciones de la Contraloría General de la República (CGR) también se hace constar la verificación in situ realizada en Bastian Comercial, de María Victoria Cano Torres.

Según el informe de 146 páginas, el equipo auditor visitó el sitio el 18 de noviembre de 2021 y fueron recibidos por la encargada que se identificó como Mercedes Torres, quien sería madre de María Victoria.

La mujer informó a los auditores que toda la documentación relativa al negocio fue presentada ante el Ministerio de Hacienda. Dijo que todos los documentos de facturas, remisiones y recibos fueron entregados al Ministerio de Hacienda.

Afirmó que el bactericida desinfectante ALKA DDS y las toallitas desinfectantes SEPTALKAN no cuentan en el local y que esos productos lo traen bajo pedido. La encargada, sin embargo, no recordó el nombre del proveedor de los productos, de acuerdo al dictamen.

Agregó que su esposo es el encargado de realizar los pedidos. Tampoco recordó el precio por el cual la empresa vendió los detergentes a la comuna asuncena porque ella no confecciona las facturas.

El equipo auditor también intentó verificar el local de DFR SA, de David Fernández Rachid. Sin embargo, no se logró ubicar a la empresa en las tres direcciones declaradas.

Según el contrato con la comuna asuncena y las facturas emitidas, la dirección de DFR SA es 25 de Mayo entre Pa’i Pérez y Curupayty N° 1374, pero en el sitio no funciona compañía alguna.

En el portal de Contrataciones Públicas, DFR SA está Yegros N° 872 entre Fulgencio R. Moreno y Piribebuy, pero tampoco existía rastro en esa dirección.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.