La INC vuelve a adjudicar flete terrestre, a pesar de que aún tiene contratos vigentes para ese servicio

El titular de la INC, Ernesto Benítez, se volvió un “fanático” del flete terrestre para el traslado de clínker desde Vallemí a Villeta, a pesar de que le cuesta el doble que transportarlo en barcazas. Ahora volvió a adjudicar una licitación con “urgencia impostergable”, teniendo aún vigentes dos millonarios contratos en la materia. El flete fluvial le cuesta G. 83.000 por tonelada a la cementera, respecto a los G. 195.000 que paga por el traslado de materia prima en camiones.

En la INC alegan que no pueden trasladar clínker en barcazas, pero en la planta de Vallemí llegó toneladas de coque a través de la hidrovía.
En la INC alegan que no pueden trasladar clínker en barcazas, pero en la planta de Vallemí llegó toneladas de coque a través de la hidrovía.

A través de una licitación por vía de la excepción (publicación posterior), el titular de la Industria Nacional del Cemento (INC), Ernesto Benítez Petters, adjudicó este mes la licitación para el “servicio de flete de carga nacional”, por G. 7.800 millones (casi US$ 1,2 millones al cambio actual).

Resultaron adjudicadas las empresas Los Trigales SA, representada por Omar Bustos, por un monto máximo de G. 4.680 millones (24.000 toneladas) y la firma Puntual Construcciones, de Luiz Bóveda, por G. 3.120 millones (16.000 toneladas). El contrato con ambas firmas se rubricó el 9 de diciembre último y ambas empresas cobrarán G. 195.000 por cada tonelada de carga que trasladen.

Sugestivamente, la INC adjudicó a estas empresas bajo la modalidad de una “urgencia impostergable”, cuando la misma ya tiene un contrato vigente con la estatal, cuyos contratos se firmaron en noviembre último. En este sentido, el contrato firmado el 30 de noviembre con Los Trigales fue por un monto máximo de G. 5.101 millones (24.000 toneladas) y con Puntual fue por G. 3.401 millones (16.000 toneladas). En este caso, el contrato con ambas compañías fue por un monto más caro, porque las mismas ofertaron G. 212.571 por cada tonelada de carga.

¿Por qué la INC licitó y adjudicó de urgencia cuando todavía cuenta con contratos vigentes para el traslado de clínker en camiones? es la consulta que le trasladamos al titular de la INC, Ernesto Benítez, a lo que respondió cuanto sigue: “Los saldos contractuales se van agotando y no podemos quedarnos sin contrato entre diciembre y marzo”.

En teoría, los contratos de noviembre de estas dos empresas debían ser suficientes para transportar clínker por tierra hasta el próximo año, pero ahora Benítez manifestó que no son insuficientes. Asimismo, el titular de la INC no pudo responder respecto al saldo de los contratos del mes anterior con los Trigales y Puntual.

“No tengo el dato exacto ahora mismo. Pero para tener una idea con el ritmo de ejecución que tiene se agotaría entre finales de diciembre y principios de enero”, indicó el cuestionado funcionario.

Flete fluvial es más barato, pero priorizan camiones

Según los trabajadores de la INC, el titular de la estatal prioriza la contratación de flete terrestre antes que el fluvial, que le cuesta más del doble a la cementera respecto al transporte de clínker en barcazas. Señalan que el fondo de la cuestión sería el “negocio” que hay detrás con el traslado de clínker en camiones.

Es que la INC tiene contratos vigentes para este servicio a través de la hidrovía con Riopar SRL, Flor Jara y Cia SRL, La Fluvial de Transporte SA, Transfluvial Paraguay SA y Marítima Continental Paraguay SA, por G. 43.977 millones, que se adjudicó ya en abril del año pasado. Pero hasta ahora no se ejecuta la totalidad del presupuesto de esta adjudicación.

Estas empresas están cobrando a la estatal G. 83.000 por cada tonelada que clínker que trasladan desde Vallemí a Villeta, mucho más barato que los G. 195.000 que abona la empresa si traslada el producto en camiones.

Según el titular de la cementera, Ernesto Benítez, la bajante del río Paraguay impide que se utilice el transporte de materia prima del cemento en barcazas; sin embargo en la planta de Vallemí llegan embarcaciones con varias toneladas de coque (combustible para el horno), por lo que este discurso ya no se sostiene, alertan los obreros de la fábrica. Además, se realizan trabajos de dragado en el río Paraguay, para que se pueda seguir navegando.

Cuando se le consultó a Benítez cómo se puede llevar coque en barcazas y no la materia prima del cemento (clínker), señaló: “En aproximadamente 20 días llegaron (con coke en barcazas) a un calado de 5,5 pies. Eso no es rentable ni prudente”, expresó.

Se canceló licitación para flete fluvial

Hace unas semanas, el titular de la INC canceló la licitación para la contratación del servicio de flete fluvial de clínker de Villeta a Vallemí, por el “elevado precio” que ofertaron las cinco empresas que participaron de la convocatoria.

En este llamado, cuyo acto de apertura se realizó el 24 de noviembre último, se presentaron las mismas empresas que hoy tienen un contrato vigente con la INC para ofrecer este servicio, pero esta vez ofertaron un precio de G. 123.000 por cada tonelada de carga (al parecer todas se pusieron de acuerdo para ofertar lo mismo).

Vale recordar que Benítez tiene constantes conversaciones con los representantes de estas empresas, por lo que se sospecha de un posible boicot para evitar nuevas contrataciones de flete fluvial.

“La licitación de flete fluvial se canceló por un precio alto. Igualmente no afecta porque no se puede ejecutar. No obstante, tenemos un saldo aún del contrato actual, que dejamos activado para el caso de que se pueda volver a navegar en el corto plazo, lo cual es muy improbable. Por ese motivo no podemos dejar de utilizar el flete terrestre y para ello hicimos otra licitación en la que incluso se consiguió un mejor precio a favor de la INC”, señaló Ernesto Benítez.

Otro contrato de flete de este año

Recordemos que el 11 de junio de este año, la INC también firmó un contrato de flete terrestre con Los Trigales SA (LT SA), que también fue adjudicada en esa ocasión para el servicio de flete terrestre de clínker. En este caso, la estatal le pagó G. 212.571 por cada tonelada de producto, que se cuestionó en su momento por el alto costo, pues anteriormente le pagaba a la misma contratista G. 185.000 por cada tonelada. El monto máximo de este contrato abierto fue por G. 8.502 millones. La INC adjudicó tres contratos de este tipo en lo que va del año.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.