La versión del suboficial que borró la orden de captura de presunto narco

El suboficial Ramón Vargas Espinoza habló con radio ABC Cardinal para dar su versión sobre cómo cometió el “error” por el cual había borrado la orden de captura contra José Luis Bogado Quevedo, quien tiene antecedentes de narcotráfico y quien resultó herido en el atentado en San Bernardino.

Cédula brasilera falsa presentada por José Luis Bogado Quevedo, quien sería uno  de los objetivos del atentado ocurrido en San Bernardino.
Cédula brasilera falsa presentada por José Luis Bogado Quevedo, quien sería uno de los objetivos del atentado ocurrido en San Bernardino.ABC Color

Al inicio de la nota, el suboficial Ramón Vargas Espinoza aseguró que él mismo solicitó el sumario en su contra para dar luz al caso. Recordó que el 23 de abril de 2021 “se equivocó” y borró la orden de captura vigente desde el 2018 contra José Luis Bogado Quevedo.

Relató que a las 8:30 de la mañana de este lunes, viendo las noticias por televisión sobre el atentado en San Bernardino y las víctimas, vio algunos nombres de presuntos narcos que habían estado en el concierto, entre ellos José Luis Bogado Quevedo.

“Busqué en el sistema informático por nombre el antecedente y allí encontré que él tenía antecedentes y ahí me percaté que tenía un antecedente por incumplimiento del deber alimentario donde tenía sobreseimiento definitivo. Y tenía mi usuario”, dijo el suboficial.

Agregó que le llamó la atención esa situación y verificando el historial del caso “notó” que se había levantado la orden de captura que tenía Bogado Quevedo con fines de extradición al Brasil.

Explicó que su error fue este: presuntamente confundió el caso y en vez de levantar la orden de detención que pesaba sobre una persona por falta de cumplimiento del deber alimentario, aplicó dicha acción sobre otra, que resultó ser el presunto narco José Luis Bogado Quevedo, quien así quedó “limpio” en el sistema informático sobre un caso de extradición.

Justificó el error diciendo que “a veces el cansancio te juega en contra” y que son “cosas que ocurren” a la hora de procesar unos 500 oficios al día y tener poco personal a cargo.

Suboficial asegura que no borró la orden de captura de manera intencional

Consultado sobre las acusaciones de que fue intencional la acción, el suboficial Vargas aseguró que no sería inteligente de su parte hacer ello pues todo queda registrado. “Si yo borro será en mi contra. Era evidente porque es algo que queda. No se puede borrar”, puntualizó.

Consultado nuevamente sobre cómo pudo confundir el número de cédula e incluso el nombre de otra persona para una acción tan importante como levantar una orden de captura, respondió: “Es un proceso en que primero se cambia la orden de captura sobre su sobreseimiento, se guarda y en ese ínterin habré ingresado mal el número de cédula y no me percaté. Tengo todas las evidencias para demostrar de que fue un error involuntario”.

Ante las acusaciones en redes sociales de que recibió dinero a cambio de esta acción, el suboficial Vargas dijo que no posee millones en cuantas bancarias sino más bien deudas. “Que vengan a ver mi casa que me construyó mi papá. Mi casa… las deudas que tengo”, concluyó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.