Nahiara Jazmín aguarda por un corazón hace más de dos meses

La pequeña Nahiara Jazmín, de 5 años, sigue aguardando por un donante de corazón. Hace más de dos meses que se encuentra internada en terapia intensiva del Hospital Acosta Ñu. Su madre pide a otros padres con posibilidad de decidir sobre la donación de órganos de sus hijos que lo hagan para dar una esperanza de vida a su pequeña.

Campaña en honor a Nahiara
Campaña en honor a Nahiara.Gentileza

“Cuando me dijeron que hubo tres casos de posibles donantes y lastimosamente en los tres casos los padres se negaron, pienso que no se les puede culpar, es muy difícil. Son emociones encontradas. En los casos de muerte cerebral no se puede hacer nada, pero en el caso de mi hija sí, hay una esperanza y es a través de estos padres que ella podría seguir viviendo”, señaló la señora Rocío, madre de la Nahiara, una niña de 5 años que lucha por su vida, y aguarda desde hace dos meses y 13 días por un donante de corazón.

El diagnóstico médico de Nahiara es miocardiopatía restrictiva dilatada, insuficiencia cardíaca y tiroiditis autoinmune. A sus cinco años, es una niña fuerte, quien valientemente sigue las instrucciones de los médicos del Hospital Pediátrico Acosta Ñu.

Lea también: Un corazón, el regalo de Reyes que esperan Nahiara y toda su familia

En diálogo con ABC, una vez más, Rocío apela a la solidaridad de padres que perdieron a sus hijos y que podrían ser los potenciales donantes para su pequeña.

“Estoy apelando a la ciudadanía para que se pueda abrir un poco más. Hace años que se viene luchando con esto, pero no se da eco a la concienciación sobre donación de órganos. Hay muchos niños esperando por órganos”, sostuvo.

Finalmente, con un dejo de desesperación, expresó “Como mamá estoy pidiendo auxilio: les pido que tomen conciencia que si la muerte es irreversible en sus hijos que le den oportunidad de vida a mi hija. La donación de órganos es importante, salva vidas, el órgano no va al cielo”.

¿Quién puede ser donante?

Los padres de Nahiara explican que su hija necesita el corazón de un ángel donante, una persona que tenga muerte cerebral y cuyos familiares opten por donar su órgano. En este caso, Nahiara necesita el corazón de un adulto o niño que pese hasta 60 kilos y debido a que su tipo de sangre es 0-, es universal, puede recibir cualquiera.

Nota relacionada: Nahiara espera un donante de corazón: “Yo soy valiente y voy a salir de acá”

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.