Prisión preventiva para asistente fiscal supuestamente vinculado a “Cucho”

Tras estar prófugo por más de tres años el asistente fiscal Carlos Alberto Aguilar Sánchez (46 años), procesado por supuestos vínculos con el diputado colorado Ulises Quintana y el presunto narcotraficante Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña, se puso a disposición de la Justicia y el Juzgado a cargo de la causa ordenó su prisión preventiva.

Reinaldo “Cucho” Cabaña, tras su aprehensión.
Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña, supuesto narcotraficante vinculado al diputado Ulises Quintana.Archivo, ABC Color

La jueza de Garantías Alicia Pedrozo decretó la prisión preventiva del asistente fiscal Carlos Alberto Aguilar Sánchez, procesado por presunta asociación criminal, soborno agravado y frustración de la persecución y ejecución penal, en la causa conocida como “Berilo”, en la que están acusados el supuesto narcotraficante Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña Santacruz y el diputado colorado Ulises Quintana.

El funcionario del Ministerio Público estaba prófugo desde el 24 de setiembre de 2018, cuando el Juzgado de Garantías de la causa decretó su rebeldía y ordenó su captura, debido a que no se presentó para la audiencia de imposición de medidas cautelares.

Aguilar Sánchez se presentó el martes en la Unidad Especializada de Lucha contra el Narcotráfico y tuvo su declaración indagatoria ante la fiscal del caso, Lorena Ledesma. La audiencia de imposición de medidas se sustanció ayer ante el Juzgado de Garantías a cargo de la magistrada Alicia Pedrozo.

Intervención para liberar a secretario de “Cucho”

La imputación fiscal detalla que el 28 de agosto de 2018 policías de la comisaría de Nueva Londres detuvieron un vehículo al mando del secretario de Cucho, Diego Miguel Medina Otazú, quien transportaba hacia Asunción 190.000 dólares en efectivo.

De acuerdo con la interpretación de la Fiscalía, el diputado colorado Ulises Quintana se valió de su condición de parlamentario para ejercer influencia sobre la Policía y liberar el caudal.

En una charla grabada por los investigadores, Ulises le preguntó a Cucho si había que maquillar el dinero incautado por la Policía.

El diputado sostiene que solamente habló con Cucho aquella tarde, pero el cruce de llamadas no avala eso. Por ejemplo, se confirmó que el supuesto narcotraficante le llamó seis veces a Ulises y que este lo hizo tres veces.

El diputado también llamó desde su celular dos veces al secretario de Cucho, Diego Medina. Este último, por su lado, le marcó tres veces más al parlamentario, supuestamente para reportarle cómo avanzaban las negociaciones con la Policía.

El celular de Ulises Quintana también se conectó 10 veces aquella tarde con el del asistente fiscal José Ramón Alarcón Paniagua. Este último fue grabado en otra conversación en la que le admitió a Cucho que había sido enviado por Ulises Quintana para resolver el problema con la Policía.

Carlos Alberto Aguilar Sánchez es otro asistente fiscal enviado por el diputado para intermediar ante la Policía y liberar el dinero, con el que supuestamente Cucho mandó comprar una carga de cocaína que después cayó en Brasil.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.