¿Se fue Acevedo y volvió la conocida diplomacia paraguaya, especialmente con Brasil?

“Itaipú simboliza una historia de entendimientos y soluciones”, declaró esta semana, durante una visita a las dependencias brasileñas de Itaipú, el embajador paraguayo en Brasilia, Juan Ángel Delgadillo. “la visita ..., não podia ter sido diferente, fue en tono de amistad y colaboración”, dice el material informativo que la margen izquierda de la binacional subió ayer a su página web.

Juan Ángel Delgadillo.
Juan Ángel Delgadillo, nuevo embajador por nuestro país ante el gobierno brasileño.Archivo, ABC Color

Añade el material informativo que el embajador paraguayo fue recibido en el Centro de Recepción de Visitas de la margen izquierda de Itaipú por el director general brasileño Anatalicio Risden Junior, el director técnico ejecutivo, David Krug y el director de Coordinación, Luiz Felipe Carbonell.

“Les digo a mis hijos que tenemos que valorar la historia y entender cómo cambió la relación entre nuestros países desde 1960. Todo es gracias a Itaipú” dijo Delgadillo y agregó que “somos socios y socias y juntos hemos construido una estructura de la que debemos estar orgullosos”.

El embajador, acompañado por el director técnico ejecutivo, recorrió la central y luego se trasladó hasta el sitio de emplazamiento del Puente de Integración, obra financiada por la binacional. Para justificar una decisión que no tiene relación con la finalidad que el Tratado de Itaipú confiere a la ente binacional (Art. III), utilizó un argumento muy conocido: “Itaipú no solo requiere energía requiere desarrollo y apoyo de los ciudadanos de Brasil y Paraguay”.

Radical cambio de estilo

El estilo de Delgadillo es radicalmente diferente al del excanciller Euclides Acevedo, quien hace tan solo 25 días sostenía que las negociaciones con Brasil sobre Itaipú no deben centrarse solo en el Anexo C, sino en una “renegociación integral del Tratado” y que nuestro país debe imponer su soberanía en la hidroeléctrica. También, que ciertos planteamientos brasileños en el marco de las controversias sobre la tarifa 2020 de Itaipú son “inadmisibles”.

La pregunta que queda flotando es si el estilo de la diplomacia paraguaya, especialmente en su trato con las autoridades brasileñas, volvió a su cauce habitual luego de algunos desmadres imputables a un canciller no colorado o es el anticipo de algún nuevo acuerdo con reminiscencias del 2019.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.