Senabico investiga si hubo más hurtos en templo bajo custodia militar

Luego de la detención de seis militares por el supuesto robo de cuatro enormes compresores de acondicionadores de aire de un templo en Canindeyú incautado en el marco del operativo “A Ultranza”, la Secretaría Nacional de los Bienes Incautados y Comisados dijo que reforzará sus controles.

Los militares presuntamente retiraron los acondicionadores robados en un camión blanco.
Los militares presuntamente retiraron los acondicionadores robados en un camión blanco.Rosendo Duarte, ABC Color

El lunes se reportó la detención de seis militares del Primer Cuerpo de Ejército bajo sospecha de haber robado cuatro grandes compresores de acondicionadores de aire y colchones de un templo en un campamento de la congregación religiosa “Iglesia del Avivamiento”, un inmueble bajo custodia de las autoridades en el marco de la investigación contra el crimen organizado “A Ultranza”.

Teresa Rojas, ministra de la Senabico, dijo a ABC Cardinal que luego del incidente, los controles en el templo serán “más estrictos”, y que actualmente se está haciendo un nuevo inventario del edificio afectado para determinar si más objetos fueron robados.

Lea más: Detienen a seis militares por hurto en templo de presunto “narcopastor”

Agregó que la Justicia Militar ya abrió un sumario contra los seis uniformados detenidos, y que el Ministerio Público abrió una causa en su contra.

Por la extensión del inmueble incautado, la Senabico recurrió al Primer Cuerpo de Ejército para la custodia del mismo, señaló la ministra Rojas.

Lea más: A Ultranza Py: ratifican prisión para hermana de Alberto Koube

En total, comentó la ministra, el operativo “A Ultranza” llevó a la incautación de aproximadamente 200 vehículos automotores, muchos de ellos de alta gama, además de aviones, botes y aproximadamente 50 inmuebles, además de algunas empresas y dinero en efectivo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.