Contraloría evidencia que INC no abonó las cuotas de intereses de bonos

Siguen saltando los cuestionamientos a la INC, que aparte de no contar con recursos para cubrir sus gastos, tampoco está abonando las cuotas del préstamo de colocación de bonos soberanos que le fue otorgado para “mejorar” la fábrica, según evidenció la Contraloría. Esto está generando más intereses que la estatal en algún momento tendrá que pagar.

Pese a las millonarias inversiones, el horno de la INC se encuentra en estas condiciones por la utilización de combustible de mala calidad.
Pese a las millonarias inversiones, el horno de la INC se encuentra en estas condiciones por la utilización de combustible de mala calidad.gentileza

La Contraloría General de la República (CGR) también evidenció en una auditoría de fiel cumplimiento que la Industria Nacional del Cemento (INC) tampoco está cumpliendo con los pagos correspondientes por los bonos soberanos que utilizó en su momento para “mejorar” sus fábricas de Villeta (Central) y Vallemí (Concepción).

La estatal había recibido US$ 80 millones de estos recursos públicos con el compromiso de devolverlos de sus ingresos, tras “aumentar” la producción, lo que debía generar ganancias a la estatal. Sin embargo, pese a la millonaria inversión de los fondos estatales en la cementera, esta sigue con la escasa producción de cemento, por lo que no puede ni cubrir sus gastos, incluyendo sus deudas.

“Se evidenció que la INC no abonó las cuotas de los intereses de Bonos Soberanos, por un importe total de US$ 1.726.100, vencidos en octubre, noviembre y diciembre del ejercicio fiscal 2021, generando al 31/12/21 un interés moratorio de US$ 38.992,10, equivalente a G. 268.072.072″, resaltó la CGR.

En este sentido, el ente de control recomendó a las autoridades de la institución establecer mecanismos y realizar gestiones eficientes “a fin de contar con los recursos financieros suficientes para el pago de las cuotas de los intereses, al momento de los vencimientos, a fin de evitar la generación de intereses moratorios”.

INC ni previó los recursos para los pagos

La CGR también resaltó que la INC no habilitó al 31/12/21 el “Fondo de Amortización para Reembolso de los Préstamos Bonos Soberanos”, que fue una de las condiciones que se establecieron para que la estatal pueda devolver los fondos.

“La institución no previó recursos para los pagos del principal al vencimiento del mismo, considerando que durante el ejercicio fiscal auditado (2021) la INC tuvo una sostenida disminución de sus recursos financieros debido a la reducción en la producción y ventas”, resaltó el ente de control.

En otra observación, también resaltó que los montos consignados en las órdenes de pago emitidas por la INC durante el ejercicio fiscal 2021, para los pagos de cuotas de intereses de Bonos Soberanos, difieren respecto a los importes obligados en la ejecución presupuestaria, en G. 387.675.925, debido a la variación de tipo de cambio utilizado al momento de la emisión de la orden y al tipo de cambio utilizado a la fecha de registración de la obligación.

“Por tanto, los importes de las órdenes de pago no fueron debidamente reflejados en los registros de la ejecución presupuestaria de gastos al 31/12/21″, señaló.

Asimismo, el organismo contralor resaltó que durante el ejercicio fiscal 2021, la INC realizó el registro de la obligación presupuestaria en el objeto del gasto 263 (servicios bancarios), con posterioridad a los pagos de las cuotas de intereses por G. 621.990.666 y de los pagos de las cuotas de intereses de los Bonos Soberanos en el objeto del gasto 712 (intereses de la deuda del sector público no financiero), por G. 26.132.226.618, distorsionando el saldo de los recursos presupuestarios.

Titular de INC, en descuerdo con la CGR

En el programa Factor Clave de ABC TV, el titular de la INC, Ernesto Benítez, cuestionó ayer la auditoría de la Contraloría, debido a la “ligereza” en la que tomaron los descargos de la institución respecto a las observaciones, según dijo.

En este sentido, comentó que solicitaron al ente contralor los datos respecto a los cálculos que hicieron para llegar a la conclusiones del informe y en base a eso trabajar en un plan de “mejoramiento institucional”.

Sin embargo, Benítez no pudo dar respuestas claras respecto al cuestionamiento principal, que es la poca producción de la estatal y, por ende, las pérdidas que tiene. Respecto a la inversión con los recursos de los bonos, señaló que los equipos se recibieron y admitió los cuestionamientos que tienen las máquinas en el marco de las mejoras que se dieron con estos recursos, aunque dijo que eso es normal con maquinarias complejas como las de una cementera.

Al ser insistido en que se mintió en su momento al Congreso Nacional al prometer mayor producción de INC y menores costos, para conseguir el préstamo millonario, respondió que hay inversiones que no llegan a dar los resultados esperados. No obstante, no respondió quién o quiénes se hacen responsables de que en este caso, los resultados están muy lejos de los ahorros prometidos, los menores costos y la mayor producción tanto de clínker como de cemento.

Mientras tanto, el horno de clínker de Vallemí de la INC sigue parado y, aunque intentaron forzar la reactivación de la máquina durante el fin de semana, esto no se logró porque no resistió el combustible de mala calidad (sobrantes de pet coke) que se utilizó con la intención de que se vuelva a producir. No se sabe desde cuándo se volverá a operar y Benítez dijo que es normal que los paros ocurran en cualquier momento para mantenimiento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.