Contraloría evidencia que INC ya no puede ni cubrir sus gastos

Un lapidario informe de la Contraloría evidenció que la INC no puede cubrir ni sus gastos por la escasa producción del cemento durante el año pasado. En 2021 tuvo ingresos de G. 351.542 millones, pero sus gastos obligados representaron G. 499.727 millones, es decir, G. 148.184 millones de déficit.

La constante paralización del horno de Vallemí hizo que caiga la producción de clínker, principal insumo del cemento.
La constante paralización del horno de Vallemí hizo que caiga la producción de clínker, principal insumo del cemento.gentileza

En una auditoría de cuplimiento que la Contraloría General de la República (CGR) realizó a la Industria Nacional del Cemento (INC), correspondiente al ejercicio del año pasado, se pudo corroborar que la cementera pública no genera recursos suficientes ni para cubrir sus gastos, por lo que debe ajustar sus proyecciones de ingresos y egresos.

Según el informe del ente de control, de agosto de este año, los gastos ejecutados por la estatal superaron ampliamente los ingresos recaudados al cierre del ejercicio fiscal 2021, hecho que evidenció que las obligaciones exigibles hasta diciembre del año citado no fueron canceladas, agravando la situación financiera de la mencionada empresa estatal.

En este sentido, según el informe de la CGR, la INC tuvo ingresos de G. 351.542 millones, pero sus gastos obligados representaron G. 499.727 millones, por lo que arrastró una importante deuda flotante para el ejercicio de este año. La diferencia es de G. 148.184 millones.

Poca producción de clínker

El organismo de control también enfatizó en su informe que la cementera pública presentó una baja ejecución en sus ingresos y gastos, respecto al presupuesto vigente de la institución en el 2021, pues lo que recaudó sólo representó el 50,05% del total presupuestado por la estatal.

“Es importante mencionar que uno de los factores que ha contribuido a una considerable disminución de sus ingresos fue la baja producción de clínker, materia prima principal para la elaboración del cemento, debido a las continuas paradas del horno III (de Vallemí), hecho que incidió negativamente en la cantidad de cemento producido y comercializado por la INC durante el ejercicio fiscal 2021″, resaltó la CGR.

La Contraloría también añadió que la institución registró una deuda flotante de G. 143.579 millones correspondientes al 2021, de los cuales abonó únicamente G. 34.937 millones al cierre de febrero de este año, equivalente al 24,33%, “comprometiendo de esta manera los recursos financieros y presupuestarios de los siguientes ejercicios para afrontar deudas de ejercicios anteriores”.

Información poco confiable

Por otro lado, el ente contralor destacó que hay discrepancia entre los montos de pérdidas de la INC publicados en los registros oficiales.

En este sentido, según los datos publicados en el Sistema Integrado de Administración Financiera (SICO), la pérdida de la INC en el 2021 fue de G. 73.589 millones, mientras que las cifras remitidas a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) registran una pérdida de G. 71.938 millones.

“Por tanto, los resultados presentados en los estados financieros no brindan información confiable sobre la situación financiera de la empresa”, resaltó el organismo de control.

La INC debía ser actualmente una de las empresas públicas más prósperas tras la inversión de US$ 80 millones de los bonos soberanos en sus fábricas de Villeta y Vallemí durante el gobierno del expresidente Horacio Cartes. Sin embargo, va de mal en peor porque produce poco y tiene millonarias pérdidas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.