Bala perdida: proyectil podría quedar permanentemente en la cabeza de la niña

El director médico del Instituto de Previsión Social (IPS) comentó que, por la ubicación en que quedó la bala perdida que se incrustó en la cabeza de una adolescente el pasado domingo en Pedro Juan Caballero, es posible que intentar extraer el proyectil sea peligroso. La paciente continúa en estado crítico, pero actualmente se encuentra estable.

El Hospital Central del Instituto de Previsión Social, en Asunción.
El Hospital Central del Instituto de Previsión Social, en Asunción.

En comunicación con ABC Cardinal este martes, el doctor Elías Rolón, director médico del Instituto de Previsión Social (IPS), habló del estado de salud de una adolescente de 13 años de edad que fue herida por una bala perdida que se le incrustó en la cabeza el pasado domingo, en su residencia en la ciudad de Pedro Juan Caballero.

El doctor Rolón comentó que la menor continúa en “estado crítico grave” y bajo sedación continua, aunque calificó su estado actual de “estable” dentro de su gravedad.

Lea más: Bala perdida: todavía no se sabe cuáles serían las secuelas en niña víctima

El médico explicó que la bala, que continúa en la cabeza de la menor, está alojada cerca del tronco cerebral, “donde están todos los centros vitales del organismo”, por lo que extraer el proyectil sería extremadamente difícil y riesgoso.

“A esa zona no se puede acceder fácilmente y a veces es mejor no tocar”, agregó.

Indicó que, en casos de heridas de bala en la cabeza, los proyectiles generalmente no causan daños adicionales una vez que quedan “encapsulados” dentro del organismo, por lo que es común que las balas se dejen dentro del organismo del paciente en vez de intentar sacarlas y arriesgar posibles daños adicionales al cerebro en el proceso.

Lea más: Bala perdida: madre relata que pensaron que su hija se desmayó debido a algún golpe

El doctor Rolón reiteró que por el momento se desconocen las secuelas que podría tener la herida en la paciente, indicando que hay que esperar hasta 96 horas para ver la respuesta del cuerpo al trauma.

La menor de 13 años está internada en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social, adonde fue derivada desde Pedro Juan Caballero cuando los médicos que la atendieron en la capital del departamento de Amambay se percataron de que no estaba sufriendo un ataque epiléptico, como se creyó inicialmente cuando la paciente fue ingresada.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.