Grupo de productores discrepa respecto a nueva soja transgénica

La nueva soja GM (genéticamente modificada) resistente al herbicida dicamba, cuyas semillas ya están autorizadas a ser comercializadas en el país, generó discrepancia del presidente de la Cooperativa Colonias Unidas, Agustín Konrad Fleitas, y del presidente de la filial de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) en Itapúa, Paulo Marcio de Souza. Los mismos presentaron una nota de reclamo ante la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Cultivos de soja en el distrito de Edelira, son beneficiadas con las lluvias suaves y prolongadas.
El cultivo de soja tiene incorporado varios eventos de la biotecnología, uno de los cuales genera la resistencia al herbicida dicamba.gentil

Cargando...

La notificación realizada por los representantes de Colonias Unidas y de la CAP Filial Itapúa a la UGP señala que existe “preocupación por la aprobación y comercialización de la variedad de soja con la tecnología Xtend-dicamba, lanzada e insertada al mercado sin una previa discusión de los royalties, la aceptación de los costos y mucho menos la transmisión de los efectos dañinos que puedan darse ante los desconocimientos de los productores por el uso no profesional de la tecnología”.

Hemos consultado con autoridades de la UGP, desde donde dieron a conocer que las conversaciones respecto a la citada tecnología son ya de hace mucho tiempo y que el 23 de febrero de este año, el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), con el propósito de promover un adecuado acceso a productos de la biotecnología y su incorporación ordenada a la producción nacional, comunicó a las organizaciones de la producción que toda tecnología a ser utilizada exige seguir las recomendaciones de los proveedores, para asegurar su mejor uso.

En ese sentido, informó a los productores que las nuevas tecnologías (Intacta 2 Xtend y Xtend) requieren el estricto cumplimiento de buenas prácticas de uso y manejo. Y por esa razón el Inbio instó desde un primer momento a los productores a participar de las capacitaciones que realizan las empresas proveedoras.

Recomendó igualmente una evaluación detallada y profunda de las condiciones comerciales y operativas establecidas en los contratos, para el uso de las tecnologías antes de asumir cualquier compromiso de utilización de las mismas.

“Desde Inbio trabajamos en el desarrollo y defensa del sector productivo, para el mejor uso de la biotecnología, en bien de la gente de campo y de la agricultura, motor del desarrollo sostenible del Paraguay”, expresa el comunicado circularizado en el sector productivo en febrero de este año.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...