Abdistas apoyaron a Ibáñez por “el lado humano”

Los diputados de Añeteté que se abstuvieron de votar por la pérdida de investidura de José María Ibáñez lo hicieron por "el lado humano del compañero" o por cuestiones jurídicas, según la líder de bancada, Jazmín Narváez. Ella votó a favor del pedido.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VKPJGVL3HVE37AQCJXXEZRRYJU.jpg

Jazmín Narváez, líder de Colorado Añeteté en la Cámara de Diputados, señaló esta mañana que puso a disposición su cargo en una reunión que se realizó en su bancada luego de la sesión en que ella votó por la pérdida de investidura de José María Ibáñez. Sin embargo, sus colegas decidieron que continúe en el puesto.

Sobre el porqué varios de los miembros de Añeteté ayudaron a Ibáñez a librarse y no perder la investidura, argumentó que en su movimiento la mayoría es gente joven que ingresa a la esfera política por primera vez y muchos se abstuvieron de votar luego de haber evaluado la cuestión jurídica del caso, pero también “el lado humano del compañero”.

“La mayor parte de la bancada lo que votó fue por la abstención, no votó en negativo”, acotó, pese a que luego admitió que esa posición solo favorecía al corrupto confeso. 

PUBLICIDAD

Por otra parte, señaló que no puede adivinar qué tipo de impacto tendrá el hecho de que la mayoría colorada haya blanqueado a Ibáñez. “Nosotros no sabemos qué tipo de impacto va a tener en la sociedad paraguaya, en nuestras vidas, en el ejercicio de esta legislatura, porque convengamos que no tenemos esa capacidad, no tengo una bola de cristal”, aseveró.

La colorada señaló además que cada uno de los miembros de su bancada votó “a conciencia” y que Mario Abdo en todo momento les dijo que se debía evaluar muy bien la situación. No obstante, destacó que él no tuvo mucha injerencia en el asunto, puesto que está “bastante absorbido” con las distintas designaciones en los ministerios.

En la sesión del miércoles, seis diputados rechazaron el pedido de pérdida de investidura de Ibáñez y 23 apoyaron la solicitud. Además, hubo 42 abstenciones y cinco ausentes. Con esto, los parlamentarios lo blanquearon.

PUBLICIDAD

El diputado está siendo procesado por el caso de los “caseros de oro”. En 2014, confesó haber robado al Estado paraguayo. Contrató a tres caseros para su lujosa quinta en Areguá y los hizo figurar como funcionarios de la Cámara Baja. En un principio, uno de ellos denunció el hecho porque figuraba que cobraba G. 5.000.000, pero el diputado le pagaba solamente G. 1.500.000.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD