Demorados no están implicados en homicidio

El fiscal Jalil Rachid aclaró en la tarde de este martes que los dos detenidos en el caso del asesinato del guardabosque Bruno Chevugi no tienen vinculación con la causa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TM5HWDCPFVGIRHHVGJKJAFKX6M.jpg

Rachid explicó a ABC Color que el docente José Milciades Cardozo Cáceres, de 39 años, y a su hijo de 14 años se presentaron a declarar este martes por voluntad propia y no fueron detenidos ni imputados, como afirma un parte policial emitido al mediodía de este martes.

Ambos no tienen vinculación con el asesinato de Chevugi, cuyo cadáver se encontró el pasado sábado. El hombre fue asesinado cuando se desempeñaba como guardabosques de la reserva del Mbaracayú.

Rachid confirmó que sí se imputaron a otros cinco sospechosos del crimen: Ángel Balbuena Gayoso, Cecilio Balbuena Gayoso, Eduardo López, una persona de nombre Ricardo y un menor de 16 años.

PUBLICIDAD

Tras declarar, Cardozo y su hijo fueron desvinculados del caso por el fiscal Rachid.

Otra de las hipótesis que manejan los investigadores del homicidio de Chevugi es que su muerte fue una suerte de venganza.

César Roberto Balbuena González, es padre de los prófugos Ángel Balbuena Gayoso y Cecilio Balbuena Gayoso, carperos que fueron desalojados de una finca que es una reserva Aché en la que Chevugi participaba activamente, informó el periodista de ABC Color, Pablo Medina. Con este vínculo se da la sospecha de que pudo haber sido como una venganza de parte de los carperos contra los líderes Aché.

Otra de las hipótesis es que el asesinato de Chevugi fue perpetrado por narcotraficantes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD