Caacupé: alimentos que encierran años de historia

La tradicional chipa y el mosto son el alimento y la bebida propios de los festejos de Caacupé, al menos durante la tradicional peregrinación hasta la basílica. La elaboración de los mismos encierra años de trabajo e historias de familias.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JAOT25LGU5GK3OVDXPSPC7L7KQ.jpg

En el cerro Caacupé, km 47 de la ruta II, está instalada una familia de chiperos y otra de mosteros. Al son del rock argentino, bachata y cachaca amasan y calientan el fuego de uno de los hornos que construyeron el viernes, mientras de otro tatakuá salen unas crocantes chipas argolla que venden a G. 2.000 cada una.

Desde hace ochos años la familia Gónzalez se dedica a la venta de chica en esa zona. Josefa González y su cuñada Griselda Torales se encargan de la venta, con una imponente vista que completa el hermoso marco en el sitio. Su hermano Amancio González, en compañía de los vecinos del barrio Santa María preparan el fuego en el horno, retiran las brasas y colocan las bandejas con las masas con figuras de argolla que en minutos se volverán crocantes y doradas para tentar a los primeros que asciendan al cerro, quienes se quedan a saborear y alzar fuerzas para continuar peregrinando hasta la basílica de Caacupé.

A metros, Plutarco Núñez y el pequeño Lucas Adolfo le sacan el jugo a cañas de azúcar en un trapiche a motor. El puesto es de su hijo Eduardo Paredes y desde hace 25 años se colocan en el sitio, en cada festividad de la Virgen de Caacupé. Se instalaron el 3 de diciembre en el lugar, donde -según aseguró- los días de mayor venta son el 7 y 8. Venden su mosto a 5.000 guaraníes en envases reciclados de 500 cc.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.