Hincha de Cerro fue asesinado a “traición”

El barrabrava de Cerro Porteño Mathías Sebastián Ortellado, asesinado ayer en una gresca entre facciones del mismo club, recibió tres disparos por la espalda. El más letal le perforó pulmones y arterias. Se recuperaron balas que podrían confirmar el arma.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YAL6LPM2YZAJRLISDADMYSDBVE.jpg

“Ortellado fallece por lesiones en ambos pulmones, y de vasos sanguíneos en la región del tórax y provoca una hemorragia interna y una paro cardio-respiratorio posteriormente. El joven recibe un total de tres impactos de proyectil con arma de fuego”, confirmó el médico forense Pablo Lemir, tras los estudios de rigor al cuerpo del joven de 19 años.

El barrabrava falleció ayer tras un aparente atentado planificado en Villa Elisa por fanáticos radicalizados del grupo “La Plaza”, que mantienen una disputa interna con los barras de “Comando-Lambaré”, grupo al que pertenecía el asesinado. “La muerte se produce bastante rápido, es decir, no es bastante agónica, producto de la lesión de los grandes vasos”, comentó.

PUBLICIDAD

“El que le causa la muerte es el que recibe en la zona subescapular lado izquierdo, para facilitar la comprensión, entra debajo de la paleta del lado izquierda el proyectil hace una trayectoria de atrás hacia adelante, de izquierda a derecha, levemente de abajo para arriba, quedando la munición en el hueco de la axila lado derecho”, precisó el forense confirmando el disparo a traición.

Las balas que provocaron esa y otra herida debajo de la nalga lado derecho, quedaron alojadas en el cuerpo, por lo que pudieron ser recuperadas por el equipo forense. “Estas dos municiones quedaron muy cerca de la piel, fueron extraídas ambas. Estamos hablando de proyectiles de bala encamisado (reforzados en su exterior), probablemente provenientes una pistola o revólver”, apuntó Lemir.

Destacó que pese a estar levemente deformados, los proyectiles tiene elementos que podrían ayudar a identificar el arma homicida. Ayer, cerca del lugar del asesinato se encontró un revólver calibre 38, que está en poder de la Policía. 

Ortellado sufrió un tercer impacto en la pierna (zona conocida como la galleta), que si lo traspasó, desde el lado exterior a interior de la pierna izquierda. Hasta el momento, figura como presunto asesino el joven Diego Sebastián Airaldi Giménez, quien ayer fue detenido por la Policía cuando intentaba abordar un taxi en las inmediaciones de la cancha de Sol de América.  

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD