Azpa lamenta perjuicios

TEBICUARY. La medida de fuerza de cañicultores, ya resuelta, causó enormes perjuicios, según el director de Azucarera Paraguaya.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IFW2NUFPWNF27IYPJLD7OZ5J5E.jpg

Conrado Hoeckle, director de Azucarera Paraguaya (Azpa), mainfestó que la medida de fuerza realizada por seis asociaciones de cañicultores por varias semanas solamente generó perjuicios a ellos mismos, a la empresa, obreros y a la economía departamental.

“Mientras algunos políticos seguían fogoneando para que haya más discordia, ya se han dejado de moler unas 400.000 toneladas (de caña de azúcar)”, dijo Hoeckle.

Anunció que la situación causará que en la finca quede caña dulce sin cosechar. Aclaró que nadie puede vanagloriarase de que se ha llegado a un acuerdo; dijo que la empresa va a pagar exactamente lo que empezó a abonar el 21 de abril pasado, y que el tema de incentivo por contenido de azúcar no es algo nuevo.

Hoeckle sostiene que esa modalidad ya fue implementada desde el inicio de la presente zafra, que se ha precipitado debido a la medida de fuerza de los cañicultores. “Hoy les aclaramos que, si el tiempo permite, ingresarán unas 100.000 toneladas. Es lo que se pactó, y si el Gobierno ayuda a atajar el contrabando puede haber una variación considerable para otorgar más cupos”, significó el empresario.

PUBLICIDAD

Respecto a la reintegración de los trabajadores zafreros, el directivo de Azpa señaló que ellos ya empezaron sus labores hace días, cuando el Gobierno empezó a otorgar la garantía al trabajo. En ese sentido elogió la gestión del ministro del Interior, Carmelo Caballero, y del comisario Cándido Ramírez, jefe policial de la zona.

“Lo concreto es que nosotros nos mantuvimos en la postura, y la medida de fuerza ha provocado una gran pérdida”, insistió Hoeckle.

La gran cantidad de uniformados que acudió a Tebicuary -departamento de Guairá- para garantizar la entrada de caña de azúcar ya se retiró de la zona, al igual que los cañicultores, que desde el pasado 30 de mayo permanecieron en manifestación permanente, cerrando rutas y el acceso a la finca.

La medida trae tranquilidad a los más de 1.000 trabajadores de la firma, a los labriegos, al empresariado y a toda la población departamental, que directa o indirectamente depende del rubro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD