Cerrarán el Senado, pero habrá excepciones

El senador del Frente Guasu, Hugo Richer, explicó que a pesar de que el edificio del Senado se cerrará mientras se termina su refacción, igualmente se podrán mantener reuniones en las oficinas. La idea es que los trabajos concluyan en marzo.

Aún faltan refaccionar varios sectores dañados en el incendio del 31 de marzo de 2017 y el presidente del Congreso, Silvio Ovelar, había anunciado que en el receso parlamentario se cerraría la sede del Senado a fin de terminar las obras.

“No es que se cierra definitivamente el Congreso. La gente que quiera venir por alguna razón a recibirle a la gente, porque siempre hay gente que quiere hablar con nosotros, sí podemos estar en la oficina”, dijo.

El senador Richer informó que se tomará al menos una semana de vacaciones y posteriormente hará oficina de forma normal.

PUBLICIDAD

“El segundo piso y el tercero no hay nada que hacer, acá no hay daños. Sí hay daños en el planta baja y hay daños en el primer piso y ahí se va a trabajar, básicamente”, indicó el senador.

Se tienen que refaccionar oficinas legislativas, comisiones asesoras y algunas oficinas administrativas, había explicado Silvio Ovelar semanas atrás.

Hugo Richer relató que tienen mucho trabajo en agenda y necesitan las oficinas del Senado. “Tal vez haya ruidos que molesten, pero vamos a ver cómo se presenta”.

Las obras de refacción iniciaron a finales de febrero pasado y se anunció que se terminaría para el mes de mayo. El plazo no se cumplió y ahora el objetivo es que se culmine para el reinicio de las actividades legislativas, el viernes 1 en marzo.

Leer también: A casi un año de quema, reparan Congreso

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD