Funcionarios piden ganar más y trabajar menos

Funcionarios públicos presentaron ante el Poder Ejecutivo un pedido de reajuste salarial del 20% y –en contrapartida– trabajar solo seis horas por día. Argumentaron que reducirles la jornada laboral significaría un “ahorro” para el Estado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q5SEAT725FFE7DLV2G5DDVFAH4.jpg

Representantes de la Coordinadora de Gremios de Funcionarios Públicos y Entes Descentralizados se reunieron hoy con autoridades del Poder Ejecutivo, en Palacio de Gobierno, ocasión en que presentaron su planteamiento del aumento salarial y reducción de la carga horaria en el sector público. “En este caso ellos nuclean a 55 sindicatos de instituciones públicas, dependientes no solo del Gobierno Central sino de otros entes descentralizados y otros poderes del Estado, como el Poder Judicial y el Poder Legislativo, y están planteando un incremento del 20% y algunos ajustes y reivindicaciones históricas que vienen reclamando ellos”, comentó Daniel Centurión, asesor del Ejecutivo.

El pedido de reajuste hecho por los gremialistas es considerado para todos los empleados estatales sin diferenciar a los recientemente incorporados de los más antiguos; tampoco a aquellos que tienen un salario de mayor consideración. También se plantea que en algunas instituciones se trabajen 6 horas. “Toman como derecho adquirido el hecho de que ya estaba establecido en el pasado un horario de 6 horas en las instituciones y quieren volver a reducir; son temas que evidentemente se tienen que debatir y ellos toman como una cuestión de reivindicación”, puntualizó.

Al ser consultado sobre si hay dinero para cumplir con esta solicitud, manifestó que escuchó de algunos inconvenientes en materia presupuestaria para el 2019, pero que se va a establecer una mesa técnica de trabajo con el ministro de Hacienda, a fin de analizar los pedidos. “Ellos están planteando el aumento para el ejercicio 2019. En principio, evidentemente, sin hacer un análisis fino, nosotros le habíamos planteado que eso ya sería difícil, teniendo en cuenta que ese trabajo se realizó ya de manera anticipada, hay un presupuesto ya consolidado ante el Parlamento; entonces ya se tendría que estar trabajando mirando al 2020”, aclaró.

PUBLICIDAD

“El Presidente está informado de todas las reuniones en las que se está participando y está escuchando las propuestas, los reclamos y reivindicaciones no solo de los agentes públicos, sino también de los gremios, los sectores productivos y los del sector privado”, concluyó.

Porfiria Ocholasky, del Sindicato de Funcionarios Judiciales, aclaró que el pedido es un "reajuste salarial, no un aumento". Fue hecho con base en un informe del Banco Central de Paraguay sobre el aumento del costo de vida en los últimos siete años, ya que en muchas instituciones aún no se dieron reajustes. “El costo de vida aumentó 45% y nosotros los funcionarios estatales no tenemos ajustes hace 7 años, con eso se desvaloriza el salario”, expresó.

Igualmente, la dirigente aclaró que con este porcentaje aún quedaría un 25% que incrementar y desde allí hablar de un aumento salarial. “El salario del empleado estatal está precarizado porque no va acorde a lo que es nuestro salario, a lo que es el costo de vida”, manifestó.

PUBLICIDAD

La sindicalista también destacó que el deseo es que el ajuste sea para el ejercicio 2019 y que en caso de no conseguir una respuesta positiva, agotarían todas las instancias del diálogo y luego –conforme a lo que dictan las leyes– podrían recurrir a una movilización, cese de actividades o una huelga general.

En la nota dirigida al presidente de la República, firmada por los representantes de distintos gremios, pidieron un aumento salarial del 20%; derogar el decreto y toda disposición que impida que todos los funcionarios públicos y entes descentralizados perciban gratificaciones o premios por servicios o labores realizadas dentro de su institución y restablecer la carga laboral de seis horas diarias. En este último punto, expresaron que "no sería un agravio, más bien redundaría en un beneficio para el Estado", atendiendo a que después de este horario es "escasa" la actividad de los que utilizan estos servicios y por ende sería "una erogación económica innecesaria" mantenerlos activos por más horas.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD