Aseguran protección a chofer

El fiscal general del Estado estimó que Arnaldo Cabrera, el chofer detenido ayer por el asesinato de Pablo Medina, colaborará para esclarecer el crimen y garantizó que tendrá protección especial en todo momento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SQK55H5UFRCO7CMM7NYC5ZJYYI.jpg

Javier Díaz Verón, fiscal general del Estado, se refirió al temor expresado por Cabrera, luego de ser detenido ayer en la zona de Ypejhú como autor material del asesinato de Pablo Medina y Antonia Almada. El aprehendido aseguró que su propio expatrón, el exintendente Vilmar 'Neneco' Acosta, lo abandonó a su suerte y ahora incluso podría atentar en su contra o contra su familia, ya que posee mucha información sobre los crímines del político.

Al respecto, el fiscal general aseguró que la Policía está tomando todas las medidas para garantizar su seguridad durante los traslados y su reclusión. Luego de su detención, el sospechoso fue traído a Asunción en helicóptero, pero finalmente esta madrugada se dispuso su retorno a Canindeyú. Al ser abordado sobre el motivo de este “paseo”, el agente indicó que el hombre deberá comparecer ante el juzgado de Curuguaty.

Sobre la decisión de llevarlo a Curuguaty por tierra, con el peligro que ello implica, Díaz Verón aseguró que “ya sea por tierra o aire está en manos de los organismso de seguridad”. Insistió en que “se prevén todas las circunstancias”. Luego de su declaración, el detenido volverá a ser trasladado a la capital, según adelantó el fiscal general.

Sobre el motivo de los “paseos” -el traslado de Ypejhú a Asunción y luego nuevamente a Curuguaty- explicó que se lo había traído a la capital a “a los efectos de precautelar”.

Díaz Verón indicó que el chofer de Neneco es una pieza clave para esclarecer el crimen de Pablo Medina. “Para nosotros es un testigo más que importante, tiene una participación (en el crimen) y veremos qué aporta”, sostuvo.

Sobre las expectativas en torno a los datos que aporte, el fiscal general consideró que “creemos que él va a colaborar”. Señaló que Arnaldo Cabrera “siempre fue un contratado” y era utilizado por Neneco, quien finalmente lo dejó a su suerte cuando se vio atrapado en medio de las investigaciones por el crimen de Pablo Medina.

Adelantó que el Ministerio Público aprovechará las actuales circunstancias para obtener la mayor cantidad de datos posibles. “Somos todo oídos para escucharle y creemos que esto va a permitir redondear el caso de Pablo Medina”, aseveró.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD