Hacienda destaca impacto positivo de pensiones para adultos mayores

La pensión alimentaria para adultos mayores logró incrementar la calidad de vida de los beneficiarios, asegura el informe presentado hoy por el Ministerio de Hacienda. Los hombres gastan más en proteínas y bebidas, mujeres en vegetales y lácteos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NXBGSVRV3NDN5F2GPJRMTYR7RU.jpg

El análisis destaca que el aumento en la calidad de vida de los beneficiarios se expresa en un mayor consumo alimenticio y no alimenticio per cápita, mayores ingresos y un menor índice de pobreza.

Además, agrega, tiene un impacto significativo en la reducción de la depresión y el incremento del bienestar de los adultos mayores.

Los resultados de este informe fueron expuestos en la fecha durante un acto llevado a cabo en el hotel Granados Park y del cual participó el ministro de Hacienda, Benigno López, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, y otras autoridades del Ejecutivo, así como parlamentarios y representantes del sector civil.

PUBLICIDAD

La evaluación fue realizada por la ONG Innovations for Poverty Action (IPA), en coordinación con la Dirección de Pensiones No Contributivas (DPNC) de Hacienda y el apoyo técnico del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Una parte de los resultados encontrados con este estudio experimental, afirma que al observar los gastos totales y alimenticios del hogar, los hogares con beneficiarios hombres gastaron más en proteínas, grasas y bebidas, mientras que en hogares con beneficiarias mujeres, se dio un mayor incremento en componentes como papas, cereales, vegetales, frutas y lácteos.

El informe destaca que Paraguay cuenta con 465.000 adultos mayores de 65 años o más; de ellos, aproximadamente 8 de cada 10 carece de acceso a jubilación y sólo uno de cada 10 dispone de seguro médico, indica el informe.

Señala que como respuesta a esto se lanza el programa en 2010, el cual beneficia con una transferencia mensual monetaria equivalente al 25% de un salario mínimo (hoy equivale a G. 528.141) a aquellos adultos mayores de 65 año o más que no cuenten con otros mecanismos de protección social y se encuentran en situación de pobreza.

“Al recibir la pensión, los ingresos per cápita familiar, se incrementan un 43% respecto a quienes no la reciben. Entre otros efectos, en el consumo se duplica el monto destinado a la alimentación, objetivo fundamental de la pensión”, expresa.

Otro de los puntos de análisis fue la incidencia de la pensión en la condición de pobreza. En ese sentido, el porcentaje de hogares debajo de la línea de pobreza total disminuyó 20 puntos porcentuales (de 74% a 54%), mientras que los de pobreza extrema disminuyeron 28 porcentuales (de 45% a 17%), puntualiza el informe.

“Actualmente la pensión atiende al 42% de la población de 65 años y más. Este beneficio no contributivo está financiado a través de recursos del Tesoro. En el año 2018 se destinaron 1,16 billones de guaraníes”, puntualiza el documento.

Para el estudio, indica el material, tomó una muestra probabilística de 2.473 de adultos mayores y sus hogares, distribuidos en 15 departamentos y 66 distritos (incluyendo áreas urbanas y rurales). En tanto, el cuestionario utilizado indaga sobre la estructura de gastos, los ingresos, las líneas de pobreza, las transferencias, entre otras cosas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD