Hay “ejecución masiva”

El fiscal Joel Cazal reconoció que la “modalidad” actual de actuar del EPP es la ejecución, teniendo en cuenta los últimos atentados perpetrados por el grupo criminal, especialmente en Tacuatí.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/W4GWPKTQ25EUPA53VLYIOQRXHA.jpg

Cazal dijo que “hay una ejecución masiva de personas”, teniendo en cuenta el caso del matrimonio de los alemanes Robert Natto y su esposa Érika Raiser, asesinados en enero pasado, y los tres peones asesinados presumiblemente el lunes y hallados ayer de tarde.

Otro punto resaltado por el agente del Ministerio Público fue que los dueños de la estancia donde se perpetró el atentado más reciente cumplió con todas las “exigencias” del grupo, pero igualmente los peones terminaron ejecutados. “Ellos cumplían todo lo que decía en el panfleto. Se dedican a la ganadería, no hay desmonte. Ni siquiera portaban armas”, contó el fiscal en entrevista con Radio Canal 100.

“Tampoco ellos (EPP) son muy limpios, diciendo que son del pueblo, pero es pura palabrería (…) Siempre lo hacen con sangre, violencia”, comentó. Las víctimas fueron identificadas como: Eladio Pavón Acosta, oriundo de Puerto Antequera, quien se desempeñaba como encargado del retiro Laguna Hû, y los peones Edison Ramón Aguilar Román y Cipriano Julián López Cristaldo, quienes supuestamente fueron ultimados en la tarde del lunes. Uno de los fallecidos hacía apenas tres días que trabajaba en la estancia, contó Cazal.

PUBLICIDAD

Sin embargo, recién ayer alrededor de las 14:30, otro empleado del establecimiento que llegó al sitio halló los cadáveres tirados en el suelo boca abajo, uno al lado del otro con varios impactos de bala, a unos 30 metros del retiro. Los criminales dejaron panfletos y quemaron un retiro, un tractor y dos motocicletas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD