Marito ahora se embandera con madres solteras

Con la promesa de incluir a más beneficiarios en programas sociales, fomentar el acceso a educación (entre ellos, el servicio militar obligatorio) e incluso regalando remeras, Mario Abdo Benítez buscó ganarse de vuelta a las madres solteras.

Marito aprovechó una “visita sorpresa” de un grupo de “madres solteras” a su puesto comando para intentar revertir lo que llamó “mentiras e infamias para dañarme con el gran electorado de mujeres en estado de vulnerabilidad”, refiriéndose a controvertidas declaraciones que él hizo días pasado. En estas planteaba reflotar fuertemente el servicio militar obligatorio para restaurar la “disciplina”, la cual consideró que se debe sobre todo a la disgregación familiar.

Justamente, intentó aprovechar la amplia discusión que tuvieron sus afirmaciones anteriores para decir que, gracias a ello, se empezó a discutir sobre las necesidades del sector de las madres solteras.

PUBLICIDAD

“¿Gracias a qué proyecto hoy se habla de un Estado y de políticas inclusivas y de protección a mujeres en estado de vulnerabilidad? Gracias a nuestro proyecto. El único proyecto que tiene como una política de Estado presente, que contenga, que sea solidario y que les tenga en cuenta los próximos 5 años” a las madres solteras, dijo.

“Quiero que sepan que les quiero mucho y que tengo un enorme compromiso moral en las conclusiones políticas y que cuide a la mujer paraguaya y a la gente de la tercera edad, que requiere de mecanismos más eficientes y en ampliar nuestro padrón (de beneficiarios de programas sociales como Tekoporã) para la gente en estado de vulnerabilidad; que cuiden a los hijos para que puedan salir adelante a través de políticas educativas y de módulos técnicos”, indicó.

Asimismo, prometió instalar “una mesa de trabajo con un cronograma de cumplimiento de nuestros compromisos”, no sin decirles que pese a la visita sorpresa “estamos organizando para que le traigan un poco de agua y le vamos a repartir remeras de 'Marito presidente'”, con lo que despertó la ovación de los presentes.

Mario Abdo Benítez volvió a defender el servicio militar obligatorio como “una de las herramientas” para luchar contra el déficit de educación en nuestro país.

“Los cuarteles son una herramienta más, y si uno va a distorsionar algo tiene que hacerlo dentro del contexto total. Hasta Efraín Alegre habla ahora de profesionalizar el servicio militar obligatorio. En el 80 a 70% de las encuestas la gente lo ve como una herramienta. ¿Qué dice la ley? Para sacarle la ignorancia a algunos, la Ley del Servicio Militar Obligatorio no es una ley de Marito; es una ley vigente en el Paraguay”, insistió.

“El cumplimiento del servicio militar obligatorio puede garantizar educación, disciplina, un sueldo”, remarcó, a la vez de afirmar que en paralelo plantean incluir en la malla curricular educativa la formación de mandos técnicos, con programas similares a los del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP).

“Lo que vamos a profundizar es el padrón de Tekoporã y el padrón de adultos mayores, y en políticas educativas a través de la modificación de la malla curricular garantizar que terminen la escuela los jóvenes con la posibilidad del ingreso al campo laboral. Vamos a crear políticas públicas para la reinserción escolar”, también dijo sobre otra gran problemática que representa el alto porcentaje de deserción escolar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD