Pausa activa: más salud y productividad laboral

La mejor opción para mantenerse despierto en la oficina no es siempre el café; la pausa activa es un sencillo método que ayuda a producir más y mejor, puesto que las personas que pasan horas sentadas en sus trabajos son propensas a sufrir enfermedades.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LSRC5JJVRNDXDJTZJBJQDWCWHY.jpg

Es importante levantarse de un puesto estático y hacer breves ejercicios o caminatas para mantenerse activos sin importar la actividad que se esté realizando, según el Ministerio de Salud. Ese descanso acompañado con movimiento es denominado “pausa activa” y ayuda a prevenir enfermedades, cansancio excesivo o falta de concentración.

La pausa activa se debe llevar a cabo todos los días por lo menos cada tres horas con caminatas, baile, estiramiento o algún ejercicio por el lapso de 10 minutos para activar el organismo.

Los beneficios de estas breves pausas tienen innumerables beneficios para la salud entre los que se encuentran: reducción de posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, o cáncer, ya que disminuye el estrés, mejora la circulación, favorece la postura corporal. En cuanto al trabajo: recarga las energías, mejora la concentración y aumenta la productividad.

“En nuestro país, las estadísticas revelan que cerca del 75% de la población es sedentaria en su tiempo libre, 80% durante su desplazamiento y 45% en el trabajo, condiciones que ponen al organismo en una situación muy vulnerable para contraer estas enfermedades no transmisibles, como así también los dolores musculares o el estrés”, según reportes del Ministerio de Salud.

Es de público conocimiento que la actividad física y alimentación saludables son indispensables para estimular las funciones cerebrales y, a esta lista se pueden agregar las pausas activas para mantener el cerebro despierto y aumentar la calidad de la producción.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05