Negó presiones por traslado

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, recalcó que el traslado de la embajada paraguaya en Israel responde a una resolución de las Naciones Unidas y negó que haya habido presiones para la reciente disposición del Poder Ejecutivo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/K5WX4F2WINHQTAIMFWRCTMB2IY.jpg

Tras participar de la exhibición de la película Leal en un cine capitalino anoche, el mandatario fue abordado sobre la decisión del Gobierno por la cual la sede diplomática paraguaya en territorio israelí retornará a Tel Aviv tras cuatro meses de haberse establecido en Jerusalén por decisión del Gobierno anterior, de Horacio Cartes.

El jefe del Ejecutivo remarcó que, como integrante de las Naciones Unidas, Paraguay tiene el compromiso de construir sobre principios y el respeto al derecho internacional. Refirió además que se mantiene el aprecio y el compromiso histórico con el pueblo israelí.

En otro momento, negó que el traslado haya sido por presiones de autoridades palestinas e insistió en que no tuvo contacto alguno con representantes del Estado de Palestina cuando le consultaron sobre un encuentro con el canciller palestino, Riad al Malki, semanas atrás. Más temprano, por medio de su cuenta en Twitter, el Presidente expresó que con el retorno a Tel Aviv se busca ayudar a la construcción de una paz duradera entre Israel y Palestina.

PUBLICIDAD

Riad al Malki anunció que Palestina abrirá una embajada en Asunción después de que se hiciera público el traslado de la paraguaya, que -según recogió la agencia oficial palestina Wafa- el canciller había negociado con su homólogo latinoamericano cuando viajó al país para asistir a la ceremonia de investidura de Mario Abdo Benítez.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD