Preliminar del “narco” Osmik se realiza mañana

Ante el juez interino de Salto del Guairá tendrá que realizarse la audiencia preliminar para José Antonio Osmik, procesado por el hallazgo de 3.781 kilos de marihuana prensada. El mismo es uno de los narcos que amenazaban a Pablo Medina.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F5NXUIQPUFD7RBROAC7TEHNM34.jpg

Debido al que el juez de la causa, Juan Carlos Martínez se encuentra de viaje, la audiencia preliminar se realizará ante el magistrado de Salto del Guairá Víctor Godoy, quien se encuentra interinando el juzgado de Curuguaty.

El ahora fiscal de la causa, Cristhian Roig, había solicitado que José Antonio Osmik Galeano, enfrente juicio oral y público por el proceso que afronta, tras el hallazgo de 3.781 kilos de marihuana prensada en Curuguaty, transportados en un camión.

En dicha diligencia se decidirá si Osmik enfrenta o no juicio oral y público. El cargamento fue incautado el 13 de octubre de 2013 en un procedimiento realizado por el entonces fiscal antidrogas de Curuguaty, Jalil Rachid, y policías de Antinarcóticos, según reportaba nuestro compañero asesinado Pablo Medina.

PUBLICIDAD

Los agentes retuvieron un camión Scania color blanco, manejado por José Antonio Osmik Galeano. Luego de realizar una minuciosa revisión en la carreta fueron encontradas 146 bolsas, que totalizaron 3.781 kilos de marihuana prensada. El operativo se hizo en Pai Curuzú, departamento de Canindeyú, sobre la ruta que une Ygatimí con Curuguaty. A raíz de ello, Osmik fue imputado por tenencia de drogas.

Según un relatorio encontrado en la computadora de nuestro compañero Pablo Medina, Osmik Galeano fue uno de los narcotraficantes de la zona que estaban planeando acabar con su vida.

“Un agente policial reveló a este corresponsal que dos de los matones (Ramoa y Ligerinho) evidenciaban rabia contra las publicaciones y culparon al periodista de ABC de haberlos delatado y advertido al fiscal antidrogas de Curuguaty, Jalil Rachid, para montar el retén que derivó en la incautación del cargamento. Días después del procedimiento fiscal-policial, los dos matones se encontraban (específicamente en la noche del martes 15 de octubre) ingiriendo bebidas alcohólicas con familiares de Osmik Galeano, coincidentemente frente a la oficina de la redacción regional de ABC Color”, expresaba en ese entonces Medina.

“En el mismo local viven los padres de José Antonio Osmik. Asimismo, esa misma noche, dos hombres que serían miembros de la misma banda se instalaron en las inmediaciones de la vivienda de este periodista, ubicada detrás de la parroquia de Curuguaty. Existe una notoria intención de un eventual plan de ataque contra este trabajador de prensa. Ante esta desventajosa situación, decidí abandonar la ciudad de Curuguaty con toda la familia (dos hijos menores y una esposa), ante el peligro de vida que representa desarrollar mis actividades periodísticas en la zona, sin protección alguna”, decía con temor el corresponsal de ABC Color, dejando así constancia del amedrentamiento de los narcos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD