Presunto abusador quedó en libertad

Alonso Miranda Areco, imputado por el Ministerio Público por supuesto abuso a una menor de edad, fue beneficiado con su libertad aparentemente de forma irregular por la jueza penal de garantías de la ciudad de San Estanislao, Rosa Talavera.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

La jueza penal de garantías de la ciudad de San Estanislao, Rosa Talavera, otorgó la libertad presuntamente en forma irregular a un joven imputado por el Ministerio Público por supuesta coacción sexual a una menor de edad en la ciudad de Capiibary departamento de San Pedro y ahora anda amenazando a miembros de la prensa en esta zona, orgulloso de la libertad otorgada por una magistrada de Santaní.

El hombre es sospechoso de haber supuestamente abusado de una menor de 17 hace unos años. Luego de permanecer largo tiempo en la clandestinidad logró zafar de la justicia mediante la complaciente decisión de la magistrada con sospecha de haber sido un negociado.

Esto se descubrió en la comisaría 17ª de Capiibary en marzo de este año luego de que el imputado haya sido protagonista del incendio de una camioneta perteneciente a la familia. La resolución judicial fue firmada por Talavera el 5 de marzo de este año, según la Policía, sin embargo el acusado desde haces tres meses se encuentran paseándose campantemente por la ciudad de Capiibary, incluso amenazando a miembro de la prensa con intención de amedrentar.

De acuerdo a los datos brindados por la fiscala de Capiibary, Nimia Ávalos, en marzo pasado, el joven Alonso Miranda se encuentra imputado por el supuesto hecho de coacción sexual, luego de que se presentara una grave denuncia en su contra por haber presuntamente abusado de una menor de 17 años, quien llamativamente ahora tuvo que rever en su declaración diciendo que aparentemente acusó al presunto violador por temor a sus padres, y dicha maniobra fue utilizada para conseguir la libertad.

Los agentes policiales se mostraron sorprendidos al encontrarse de que el caso ya fue "solucionado" mediante la complaciente actuación de la magistrada, quien no tuvo en cuenta el hecho ocurrido, y que mínimamente debía analizar la situación debido a que se trataba de una menor de edad, reclamaron algunos curiosos que se enteraron del caso en la comisaría 17ª local en donde fue demorado el joven para ser identificado. El caso sigue abierto en la Fiscalía, pero mediante una revisión presentada en el juzgado de Santaní consiguieron la libertad bastante llamativamente.

El sospechoso en numerosas ocasiones dirigió amenazas al corresponsal de nuestro diario a través de las redes sociales, por las publicaciones realizadas sobre el caso.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...