Vientos de hasta 80 km/h

Los ventarrones que azotaron hoy varios puntos del país, dejando destrozos y cortes de luz, alcanzaron los 80 kilómetros por hora, según los registros de la Dirección de Meteorología.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GSPEABKMKBFKLNQFLUNWRVS7KM.jpg

La Dirección de Meteorología emitió un informe sobre los fuertes vientos que golpearon Asunción, el área metropolitana y varios puntos del interior del país, en un fenómeno que se desató esta madrugada y persistió hasta las primeras horas de la mañana.

Según los registros tomados por la institución, el pico de velocidad de los ventarrones se tuvo en la zona del aeropuerto Silvio Pettirossi, en Luque, donde se llegó a los 80 kilómetros por hora.

Los vientos igualmente soplaron con fuerza en el Chaco paraguayo, donde superaron los 60 kilómetros por hora. En Pozo Colorado se tuvo 64 kilómetros por hora, mientras en Mariscal Estigarribia, 61 kilómetros por hora.

Los especialistas también tomaron registros de otras estaciones meteorológicas automáticas, como el caso de la instalada en Teniente Irala Fernández, donde se llegó a los 59 kilómetros por hora, y Caazapá, con 53 kilómetros por hora. En Villarrica y Ayolas, la intensidad alcanzó los 56 kilómetros por hora.

La fuerza de los vientos dejó árboles caídos y derribó carteles en varios puntos de la capital. Igualmente, dejó fuera de servicio un total de 12 alimentadores de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Julio Ayala, pronosticador de turno de la Dirección de Meteorología, conversó con ABC Cardinal sobre las previsiones de vientos para las próximas horas. Mencionó que se espera que sigan soplando desde el Sur, aunque “la intensidad será mucho más leve”.

Con respecto a las probabilidades iniciales de lluvias, el especialista aclaró que ya a estas horas “prácticamente se diluye esa posibilidad”. “Hubo lluvias pero muy dispersas; en el interior sigue lloviendo, pero aquí ya es bastante baja la probabilidad”, refirió.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD