Significativas señales

El hecho de que 17 partidos de oposición en Itapúa hayan resuelto unir fuerzas y apoyar a un candidato liberal para la gobernación departamental es una señal “significativamente” clara –por utilizar un término en boga– del hartazgo de un amplio sector de la ciudadanía del modelo de gestión y la política clientelista instalados en dicha instancia administrativa del Estado.

El que organizaciones partidarias distribuidas en un amplio espectro ideológico hayan resuelto aunar voluntades para promover al liberal Javier Pereira, actual intendente de Cambyretá, es un indicativo de que la tan mentada alternancia es un acontecimiento cada vez más cercano en la administración departamental.

Ya ocurrió en la intendencia de Encarnación en el 2015. Un bastión hasta entonces inexpugnable del oficialismo fue conquistado con un importante caudal de votos colorados desilusionados de la corruptela instalada en el lugar, y supieron mirar más allá del color partidario a la hora de elegir a quienes otorgarían la confianza en la administración de los intereses de la ciudad.

Salvando las distancias, en estas elecciones se juegan casi en las mismas condiciones. Desde el sector del oficialista hay una dura puja entre dos candidatos, Federico Vergara (HC) y Rogelio Benítez (Fuerza Republicana).

La competencia no es ni ideológica ni programática, sino por quién se queda con la lapicera para manejar los jugosos recursos provenientes para supuestos programas de ayuda al pueblo campesino, merienda escolar, cuotas en la repartija de cargos en los entre públicos, entre otras ventajas que otorga estar subido al carro del poder.

Si buscamos similitudes, encontraremos que ambos compiten cabeza a cabeza en la habilidad para hablar. Tienen en común que son unos privilegiados del poder que a lo largo de su carrera gozaron de jugosos sueldos del Estado, y comparten el dudoso honor de que sus respectivos líderes de movimiento, Horacio Cartes y Hugo Velázquez, fueron declarados “significativamente corruptos” por el Gobierno de los Estados Unidos.

Del otro lado de la balanza se presenta un político que demostró eficiencia y capacidad de gestión al frente de su municipio, y no deja de ser significativamente importante, no existen hechos de corrupción que se le hayan endilgado en el manejo de los recursos públicos. En este escenario electoral deberán decidir los ciudadanos itapuenses el próximo 2023.

jaroa@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.