Madre imputada da su versión tras desaparición de su hijo de 12 años

La madre que fue imputada por falta del deber del cuidado por la fiscala Fátima Girala dio su versión sobre lo que ocurrió con respecto a la desaparición de su hijo. El niño se encuentra desaparecido hace 14 días, y según la agente fiscal, hay indicios de que la mamá no vivía en la casa.

Comitiva fiscal-policial indaga a vecinos del Barrio Santa Ana si saben del paradero del niño. (Gentileza).
Comitiva fiscal-policial indaga a vecinos del Barrio Santa Ana si saben del paradero del niño. (Gentileza).

Josefina Ozuna fue imputada por la fiscala Fátima Girala por falta del deber del cuidado luego de que denunciaran la desaparición de un niño de 12 años, hijo de la hoy procesada por la agente fiscal. Josefina conversó con ABC para dar su versión de lo que ocurrió y afirmó que la fiscala miente al decir que faltó a su deber de cuidar a su hijo, así como también asegura que nunca lo abandonó.

Josefina explicó que trabaja de ayudante de cocina en un copetín que se encuentra a dos cuadras de su casa donde vivía con su hijo. Trabaja de 06:00 de la mañana hasta las 18:00 horas, a veces incluso hasta más tarde, dejando a su hijo hoy desaparecido a cuidado de sus hermanos -tiene 12 hijos- para tratar de mantener su trabajo y ganar un poco más de dinero.

“Dice que los vecinos le manifestaron que una vez mi hijo estuvo fuera de casa durante tres meses. Eso es falso. No sé en qué se basa para decir tantas mentiras. Dice que una vez se le encontró en Carapeguá, otra vez en Caacupé. Eso es mentira y no tiene coherencia. Ella repite lo que se le dice. Es la primera vez que no sé nada de mi hijo por 14 días”, refirió la madre sobre las declaraciones de la agente fiscal, quien asegura hay indicios de falta del deber del cuidado.

La madre relató que el niño solía salir incluso hasta por una hora de la casa, pero siempre volvía o sabían dónde estaba, considerando además que los vecinos le conocían y que siempre estaba a cuidado de sus hermanos mayores.

Fiscala fue a la casa cuando la madre no estaba

Ante las declaraciones de la fiscala que asegura que hay indicios de que la madre no vive en la casa, cuando fue a verificar la vivienda, Josefina asegura que la agente se presentó cuando estaba en una recorrida buscando a su hijo con otras personas de la zona.

Además desmiente que no viva en la casa, que es falso en lo que se basa la fiscala, considerando que la misma recogió testimonios de algunos vecinos que aseguran que la mujer no vive en la casa.

“Quiero que venga la fiscala a mi trabajo a preguntar si no me quedo a la noche cuando no hay personal para que no cierre. Tengo que hacer para mi puchero. Le debo mucho a mi patrona porque tuve que dejar mi trabajo muchas veces por mi hijo”, relató la madre del niño desaparecido.

Sobre el remedio que supuestamente la fiscala no encontró en la casa, dijo que fue porque a veces consigue el remedio de un centro de salud que le dan médicos y enfermeras, que tiene otro nombre pero la misma composición química, y que fue por eso que sus hijas no encontraron el medicamento cuando la fiscala se presentó a la vivienda y solicitó verificarlo.

El remedio que necesita su hijo se llama ácido valproico, y el que había en su casa lleva por nombre valproato sódico, y que además tiene un costo entre G. 70.000 a 80.000, lo que ella gana en un día de trabajo, según manifestó la madre.

Denuncia lentitud en accionar de la fiscala

Josefina afirmó que la imputación se da luego de que ella dijera a la prensa que acudió hasta la fiscala para pedirle ayuda en buscar a su hijo el sábado siguiente a la desaparición (según la familia, ocurrió viernes) y que recién el jueves de la siguiente semana la fiscalía inició la búsqueda.

“¿Por eso se enojó la fiscala? Yo le pedí ayuda a la fiscala. Él no está desnutrido, nunca le maltraté a mi hijo, el es el pahague, el más chiquitito de la casa, no sé por qué ella dice eso de mí”, expresó ofuscada la madre del niño.

Acusó también a la fiscala de querer cerrar el caso con la imputación. Sin embargo, Josefina asegura que no tiene por qué mentir ni nada que esconder, que pese a ser pobre y madre soltera, tiene la puerta y el portón abierto de su casa para lo que quieran investigar. Además de asegurar que se tiene que hacer cargo de sus hijos, y para eso tiene que trabajar para ganar su dinero. Además de ella son dos de sus hijas quienes le ayudan con los ingresos económicos del hogar.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.