MNP toma intervención en el posible caso “gatillo fácil”

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura tomó intervención del caso de presunto “gatillo fácil” en que oficiales de policía habrían disparado a un joven de 22 años en Itá Enramada.

Gatillo fácil policía, Osvaldo Caceres, Judiciales, 10-07-2022
Gatillo fácil policía, Osvaldo Caceres, Judiciales, 10-07-2022gentileza

Luego de que se diera a conocer un nuevo presunto caso de policía “gatillo fácil” en Itá Enramada, el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura tomó intervención para verificar que se activara el mecanismo de intervención de la fiscalía de derechos humanos y hacer el seguimiento al caso, tanto de la investigación en sí, como de la investigación interna que realiza el Ministerio del Interior.

“Verificamos que se haya activado el mecanismo de investigación de derechos humanos, así como también solicitamos informes sobre la investigación interna que realiza la Policía Nacional”, dijo en comunicación con ABC, Sonia Von Lepel, comisionada de turno del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

Según la comisionada, el viceministro de Seguridad se comprometió a realizar la investigación de los agentes de policía involucrados en el hecho.

Trabajo del MNP es preventivo

Sonia Von Lepel aclaró que el trabajo de intervención del Mecanismo es preventivo y no de carácter investigativo.

En casos puntuales hacen el seguimiento a las instituciones que deben investigar el caso, solicitando información al respecto ya sea a la fiscalía o Ministerio del Interior, como en este caso, considerando que se trata de una investigación interna.

La causa actualmente está a cargo del fiscal de la unidad de derechos humanos, Alberto González.

Antecedentes del caso “Gatillo fácil”

El domingo en horas de la madrugada, un joven de 22 años identificado como Amalio Salomón Mesa fue herido de un disparo presuntamente de escopeta en la intersección de las calles Cacique Lambaré y Perón.

Al ser auxiliado por trabajadores de una estación de servicios que se encontraba en la zona, manifestó que fue un oficial de policía quien le había disparado. También dijo lo mismo a los agentes de la agrupación que acudieron a auxiliarlo en una patrullera.

Tras el hecho, tanto el jefe de prevención de seguridad metropolitana, Diosnel Ferreira, como el subcomisario Bernardo Aquino, de la comisaría 13 -de la que serían los policías sospechosos de realizar el disparo- se comprometieron a investigar y hacer las pruebas de parafina a los agentes que estaban de turno el día que ocurrió el hecho, además de solicitar las imágenes de circuito cerrado de la zona y realizar las pericias balísticas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.