Consumo consciente: El uso de la copita menstrual puede salvar al medio ambiente, cuidar tu bolsillo y tu salud

El periodo menstrual es un proceso de cambios físicos, mentales y emocionales. Un recordatorio mensual de nuestra capacidad de dar vida y para mi, el llamado a mimarnos, acompañarnos tal cual estamos. Nos merecemos que sea lo más cómodo y sano posible.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/5XYZN3HIWJBH3NWPZMEVGKIAPM.jpg

Lastimosamente la mayoría de los productos de higiene y cuidado íntimo contienen químicos que pueden dañar nuestra salud, la del medio ambiente y nuestro bolsillo.

Mientras que las opciones que siempre nos ofrecieron fueron tampones o toallitas higiénicas, desde 1987 ya existe la solución para evitar estos problemas ambientales, económicos y de nuestra salud: La Copita Menstrual.

Inspírate con estos 7 beneficios y prepárate para vivir un periodo menstrual mucho más ameno:

  1. Cero productos químicos. Está fabricada de un material hipoalergénico que no provoca ningún tipo de reacción en nuestro cuerpo al contrario de las toallitas y tampones que contienen gran cantidad de blanqueantes, perfumes y otros productos químicos que puede absorber nuestro cuerpo creando desbalances desde el PH vaginal, irritación y alergias.
  2. No absorbe la menstruación, sólo la recoge. La copa menstrual simplemente recoge la menstruación, no la absorbe, por lo que se evitan las irritaciones y la sequedad, especialmente los últimos días de tu menstruación, que se puede producir. Muy útiles cuando el flujo es bajo ya que mantiene intacta la humedad de la vagina y no la resecan, protegiendo la flora vaginal en todo momento.
  3. Más barata a largo plazo. Una copita dura 10 años y su costo aproximado es tan solo de 200.000 guaranies. Este monto ya lo gastas en solo 4 meses de uso de toallitas y tampones. Imaginate el ahora que te haces en 10 años.
  4. Aguanta más que un tampón: Hasta 12 horas entre descarga y descarga.
  5. Más ecológica. La toallitas y tampones no son reciclables ni reutilizables. Al contener materiales sintéticos y químicos estos contaminan el medio ambiente. Se calcula que en 10 años usas 3000 toallas higiénicas, 2400 tampones o 1 copital menstrual.
  6. Más cómoda de llevar. No se ve, no se mueve y no se siente. Esto permite mantener la naturalidad del movimiento tanto a la hora de hacer deporte.
  7. No huele: No huele a nada ni absorbe olores porque no está en contacto con el aire. Por lo que crea un ambiente menos propenso a bacterias como sí pueden crear las toallitas y tampones.
PUBLICIDAD

¡Te mereces pasar una menstruación sana, cómoda y libre de verdad! Hoy te animo a que hagas el cambio a usar copitas menstruales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD