Juegos Odesur “Asu2022″: Llama de la paz en casa

La antorcha de los Juegos Suramericanos llegó ayer al país, recorrió varias sedes resguardadas por los atletas y hoy visitará otras ciudades como símbolo de la paz, la unión entre pueblos y el puro espíritu deportivo.

Se enciende la pira de los Juegos Odesur “Asunción 2022”, frente al Arena SND. Desde hoy, la antorcha recorrerá todo el país.
Se enciende la pira de los Juegos Odesur “Asunción 2022”, frente al Arena SND. Desde hoy, la antorcha recorrerá todo el país.SILVIO ROJAS

La Llama Suramericana llegó desde Bolivia y estuvo en las sedes de la Secretaría Nacional de Deportes y el Comité Olímpico Paraguayo y hoy recorrerá los 17 departamentos del país. La antorcha de los Juegos Suramericanos Odesur “Asu2022″ llegará hoy al Chaco, en las ciudades de Villa Hayes y Filadelfia, capitales de los Departamentos de Presidente Hayes y Boquerón, respectivamente.

La llegada del “símbolo” que marca deportivamente el inicio de los Juegos, emociona, pues representa la pureza y unión entre los pueblos, un mensaje de paz y esperanza.

La ilusión de los atletas, especialmente los nuestros, así como la expectativa sin precedentes de toda la ciudadanía por esta gran fiesta deportiva, empezó a “encenderse” con el arribo de la tradicional antorcha que transporta el fuego olímpico.

Cada día, la antorcha será transportada por atletas y figuras representativas del deporte paraguayo recorriendo prácticamente un departamento por día.

Mañana estará en Alto Paraguay y luego irá a Concepción, Amambay, San Pedro, Salto del Guairá, Alto Paraná, Caaguazú, en Villarrica la capital del Guairá, Ñeembucú en su capital Pilar, Caazapá, Encarnación, Cordillera y Paraguarí, para finalmente retornar y recorrer todo el Departamento Central.

Historia de la llama olímpica

La llama olímpica representa el mito del titán griego Prometeo quien robó el fuego a los Dioses para entregarla a los humanos.

Esta tradición pasó a los juegos de la antigüa Grecia, donde se mantenía el fuego ardiendo en las sedes de los primeros juegos en Olimpia.

En la era moderna, la llama olímpica llegó a Alemania, en los Juegos de 1928 y para cada evento ecuménico, se enciende en la pebetera de Grecia, para llegar al país organizador de las Olimpiadas.

En el caso de los Juegos de Odesur, la llama se enciende en el templo Kalasasaya (piedras paradas), en la ciudad preincaica de Tiwanaku, en La Paz, al oeste de Bolivia, de donde llegó ayer a nuestro país, en medio de una gran algarabía.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.