Capaco espera apoyo del Congreso para poder cobrar al Estado las deudas por obras

La Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco) espera que con el cambio de autoridades de las comisiones del Congreso, los parlamentarios aprueben los créditos que serán destinados a pagos a contratistas de obras públicas. La deuda asciende a US$ 380 millones.

El puente "Héroes del Chaco" es una de las tantas obras por las cuales el Estado debe a las contratistas.
El puente "Héroes del Chaco" es una de las tantas obras por las cuales el Estado debe a las contratistas.ABC TV

La Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), presidida por Daniel Díaz de Vivar, informó que hace meses soporta atrasos en el pago de los certificados de obras, y como consecuencia, las empresas del rubro ya han reportado unos 40.000 desempleados aproximadamente. Ahora, tras el cambio de autoridades en las Cámaras de Senadores y Diputados, aspira a que se aprueben los créditos para los pagos por las obras públicas, cuyas deudas ascienden a US$ 380 millones. Se trata de obras ejecutadas por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), cuyo ministro es Arnoldo Wiens.

Capaco señaló que en el Senado se integraron nuevamente las comisiones que deberán dictaminar en el pedido de aprobación de los préstamos, que son Hacienda y Presupuesto, Obras Públicas, Cuentas y Control de la Administración Financiera del Estado; Economía, Cooperativismo, Desarrollo e Integración Económica Latinoamericana y Salud Pública y Seguridad Social. Esta última debido a que parte de uno de los préstamos se utilizará para saldar también deuda con el sector farmacéutico.

“La falta de pago de las deudas está desacelerando el desempeño de la construcción, que podría emplear a unas 300.000 personas. Sin embargo, hoy, toda su cadena de provisión de bienes y servicios está seriamente afectada por el atraso”, recalcó el gremio mediante un comunicado. Aseguró que, según un reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE), este panorama implicó la caída de 40.000 empleos.

En este contexto, la Capaco instó al Senado a tomar el asunto con la celeridad que merece y apruebe los créditos, teniendo en cuenta la afectación al empleo. Se trata de una cuestión clave para avanzar hacia la reactivación económica, recalcó.

Los préstamos pendientes de tratamientos son dos. Por un lado, el del Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe (CAF), remitido en abril pasado, y el otro, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentado en junio. “Cada proyecto es de US$ 200 millones. Esos recursos permitirán cumplir con parte de la deuda acumulada con las contratistas, por certificados generados hace más de un año, y que debían ser sólo por seis meses”, señaló Díaz.

El empresario recalcó que ese dinero sólo servirá para amortiguar la deuda, ya que al momento de acreditación de los fondos, ya se habrá sumado un monto similar al total de deuda por obras en curso. “Es importante recordar que estos recursos ya fueron aprobados en el Presupuesto General de Gastos vigente, pero no así la fuente de financiamiento, que debía tratarse después”, dijo.

Cabe recordar que las obras habían continuado gracias a que las contratistas cedieron sus deudas a bancos de plaza (vía factoraje), medida que ya no sigue debido al atraso de esos pagos.

Las obras con deudas

El Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez acumula una deuda de US$ 380 millones por obras que son emblemáticas en su gestión, como lo son la “Ruta de la Leche”, el “Corredor Agroindustrial”, la “Costanera Sur”, el Hospital de Coronel Oviedo y el del Sur, así como el “Puente Héroes del Chaco” sobre el río Paraguay, que unirá Asunción con Chaco’i. Esta último se encuentra desarrollado en un 60% y está avanzando gracias a los bancos locales.

Al inicio de este mes, Abdo Benítez presentó su cuarto informe de gestión ante el Congreso Nacional. Destacó las obras de su Gobierno pero nada dijo referente a las millonarias deudas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.