PGN 2023: gremio lamenta falta de dinero para obras y critica intento de aumentos para salarios

La Cámara Paraguaya de la Industria de la Construcción (Capaco) lamentó la falta de planificación de recursos para financiar obras públicas. En su momento, el Ministerio de Obras Públicas solicitó la ampliación al Congreso, que se encuentra estudiando el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2023.

El puente "Héroes del Chaco" es una de las obras de envergadura en ejecución.
El puente "Héroes del Chaco" es una de las obras de envergadura en ejecución.SILVIO ROJAS

La Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco) lamentó que no se destine más dinero público para obras del Estado, considerando que hoy existe un importante retraso en el pago de las deudas a contratistas por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

El gremio señaló que actualmente están en el Congreso para su estudio varios proyectos de ley que aumentan salarios, crean cargos y plantean cuestionadas actualizaciones en haberes jubilatorios, sin sustento legal ni técnico. Recalcó que el presupuesto público debe ser una herramienta de desarrollo, y no una amenaza permanente a las finanzas públicas, como está ocurriendo en la actualidad.

El Ing. Daniel Díaz de Vivar, presidente del gremio, sostuvo que solo con un enfoque de generación de renta, que tenga a la ejecución de obras públicas como prioridad, se podrán asegurar las condiciones que hoy convierten al país en atractivo para la inversiones.

Lamentó la evidente relación entre los cuestionados pedidos de aumento y la época electoral que se vive, en la que las prioridades del país quedan rezagadas.

Con relación a las obras públicas en el proyecto de presupuesto 2023, consideró que se debe prever el pago a las empresas constructoras por obras ya ejecutadas, para no repetir el descalabro del presente año, en el que la deuda con las empresas contratistas llegó a aproximadamente US$ 400 millones, lo que deriva en un aumento del desempleo. Indicó que también acarrea consecuencias negativas en el desempeño de otras industrias vinculadas a la construcción.

“No estamos hablando solamente de la necesidad de presupuestar la ejecución de nuevas obras, que es muy importante pues nuestro déficit de infraestructura está en torno a los US$ 23.000 millones para cumplir con los objetivos 2030. Estamos hablando principalmente de pagar por trabajos que ya están en ejecución y que deben tener financiamiento”, explicó.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Rodolfo Segovia, se presentó ante la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso a mediados de setiembre a defender su proyecto. En esa que ocasión dijo que el “famoso déficit fiscal” le limita a disponer de mayores recursos para llevar adelante las inversiones previstas.

El ministro había insistido a los parlamentarios en la necesidad de que sea aprobado el aumento del déficit fiscal de manera excepcional, de tal manera a disponer de unos US$ 200 millones más para pagar cuentas y comenzar obras nuevas el año venidero.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.