Sindicatos rechazan datos de inflación

Los resultados de la inflación, que acumula 3,4% de variación desde el último ajuste salarial, no convencen a los sindicatos de trabajadores que apelan a un nuevo ajuste del salario mínimo para este mes. De confirmarse esta variación, el incremento del mínimo será de entre G. 60.000 y G. 70.000.

Cargando...

Al respecto, Bernardo Rojas, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A) indicó ayer a ABC Cardinal que el reajuste pretendido es totalmente insuficiente a la realidad que viven los ciudadanos.

“El análisis del Banco Central es totalmente amañado, no corresponde a la realidad”, indicó.

De acuerdo con los registros de la banca matriz, en marzo y abril se registró una inflación cero, mientras que en mayo, la variación fue de solo 0,1%. “Nunca se mueve la inflación según el Banco Central y por supuesto que el reajuste va ser ínfimo también. El reajuste pretendido no cubre nada prácticamente, ya que la pérdida del poder adquisitivo es mayor”, reiteró.

Agregó además que el incremento del gasoíl no se incluirá aún en el reajuste de esta vuelta, ya que la ley establece que en junio de cada año debe realizarse el reajuste en función a la inflación acumulada hasta el mes anterior (mayo). “Va ser seguramente el peor reajuste salarial que tuvimos hasta ahora”, afirmó.

Instó finalmente a ver otras políticas que garanticen los derechos de los trabajadores, e incluso la posibilidad de introducir medidas para controlar los precios de algunos bienes y servicios más sensibles para la canasta familiar.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...