Descabellada pretensión de revivir las “listas sábana”

Cuatro senadores del PLRA presentaron un proyecto de ley para derogar el desbloqueo de listas que tan exitosamente fue probado en el proceso electoral municipal, y volver al tan repudiado sistema de “listas sábana”. Pudiera pensarse que tal derogación del desbloqueo podría eventualmente plantearse si su implementación hubiese resultado en fracaso, pero habiendo tenido rotundo éxito, llama la atención esta acción de estos legisladores liberales. Es de esperar que el Congreso, y en realidad ya el Senado, archive este proyecto descabellado de gente sin pueblo que quiere seguir integrando los órganos colegiados de representación popular con nulidades colgadas de caciques que solamente quieren medrar a costa del pueblo paraguayo.

Cuatro senadores del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Abel González, José “Pakova” Ledesma, Hermelinda Alvarenga y Octavio Schatp, presentaron a la Cámara de Senadores, el pasado 4 de noviembre, un proyecto de ley para derogar el desbloqueo de listas que tan exitosamente fue probado en el proceso electoral municipal desarrollado entre junio y octubre de 2021, y volver al tan repudiado sistema de “listas sábana”.

Pudiera pensarse que una derogación del desbloqueo podría eventualmente plantearse si su implementación hubiese resultado en algún tipo de fracaso, pero habiendo ocurrido exactamente lo contrario, su más rotundo éxito, llama la atención esta acción de estos legisladores del PLRA, impulsada, además, escondida en medio del intenso debate ocurrido para integrar la vacancia que afectaba a la Corte Suprema de Justicia.

La argumentación de los legisladores sostiene que con el derecho a elegir de los paraguayos, logrado con el desbloqueo de listas, “…en elecciones generales debilitamos la cohesión partidaria. Los candidatos de los partidos políticos, movimientos o alianzas a cargos, deben competir por el mismo segmento electoral desigualando (sic) de esta manera las acciones políticas entre candidatos que realizan campañas de propaganda de forma individual”. Agregan que el exitoso sistema implementado restringe la posibilidad de candidatos con escaso apoyo popular, causa inequidad en favor de candidatos con mayor recurso económico, y que no garantiza la representación de mujeres al acceso a los cargos. De igual forma, aunque se cuente con recursos partidarios, la utilización inescrutable de recursos propios de los candidatos facilita el descontrol de gastos partidarios y el financiamiento político. “Nuestro proyecto pretende apoyar la transparencia, pero más allá, primero fomentar la libertad electoral en las internas, y una propuesta única de Gobierno (sic) en las elecciones generales a través de listas cerradas y bloqueadas”, sostienen además.

Es asombroso, sí, asombroso, literalmente asombroso, que personas a las que el pueblo paraguayo paga muy buenos salarios esgriman, como línea argumental del proyecto que pretende despojar a ese pueblo de su derecho a elegir, los mismísimos argumentos que fueron rebatidos y derrotados en el proceso legislativo que condujo a la aprobación del desbloqueo, como si dichos argumentos nunca hubieran sido discutidos.

Se les paga para pensar y para legislar a favor del pueblo, pero es obvio que no lo hicieron, pues repiten sin solución de continuidad, y en un idioma que parece prestar conceptos del portugués (por ejemplo “gobierno” en vez de lista) la letanía de falsedades con que se pretendió impedir, en dicho proceso legislativo, que el pueblo acceda a la libertad de elegir.

Repiten que 1. “debilitamos la cohesión partidaria”; 2. “desigualando (sic) de esta manera las acciones políticas entre candidatos que realizan campañas de propaganda de forma individual”; 3. “restringe la posibilidad de candidatos con escaso apoyo popular”; 4. “inequidad entre candidatos con mayor recurso económico” y 5. “no garantiza la representación de mujeres al acceso a los cargos”.

Tales repeticiones fueron rebatidas y derrotadas: 1. La cohesión partidaria no es un bien requerido por el pueblo sino una conveniencia de las cúpulas partidarias y, en las democracias, la cohesión debe surgir de la voluntaria adhesión de los representantes del pueblo a la filosofía que prometieron defender en la campaña electoral; 2. El desbloqueo no ‘desiguala’ sino que iguala las oportunidades que merecen los candidatos que no tienen la “bendición” de los caciques políticos; 3. El objetivo de un sistema electoral democrático es que ingresen a los órganos representativos los que tienen mucho apoyo popular, no los que tienen “escaso” apoyo; 4. La inequidad en los recursos económicos no es un problema del desbloqueo sino de la ley de financiamiento político, que es la norma específica para ese tema y 5. La representación de las mujeres no debe lograrse mediante cupos que restrinjan el derecho a elegir, sino mediante la remoción de obstáculos que dificulten la presentación de candidaturas femeninas.

Con mala fe, los autores de este proyecto que pretende restringir el derecho del pueblo a elegir, atribuyen machacona y falsamente al desbloqueo los problemas que se derivan de la ley de financiamiento político, al reiterar sin fundamento alguno que el desbloqueo facilita el descontrol de los gastos partidarios y el financiamiento político.

Es con mala fe, pues los mismos autores reconocen expresamente que el desbloqueo logra “fomentar la libertad electoral en las internas”, pero no la quieren en las nacionales y por eso proponen para estas volver a las “listas sábana”, sin libertad electoral.

Finalmente, estos cuatro senadores del PLRA sostienen con total desparpajo y obvian la realidad de que “La ciudadanía ha confiado a los partidos… la postulación… de los candidatos más idóneos para representar al pueblo”. Pretenden que los escombros que integran en forma sistémica las listas sábana son los “más idóneos”, y que ese desastre que pagamos todos “ha fortalecido la gobernabilidad del país”, como si nuestro Paraguay, preso de estos sabaneros, no estuviera cerca de convertirse en un narco-Estado controlado por varias mafias.

Es de esperar que el Congreso, y en realidad ya el Senado, archive este proyecto descabellado de gente sin pueblo que quiere seguir integrando los órganos colegiados de representación popular con nulidades colgadas de caciques que solamente quieren medrar a costa del pueblo paraguayo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.