Caen funcionarios de la Dinac que blanqueaban avionetas para narcos

Cuatro funcionarios de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) y un mecánico de aviación fueron detenidos ayer, bajo sospechas de integrar una red mafiosa que se dedicaba a blanquear avionetas que luego eran utilizadas por narcotraficantes para transportar grandes cantidades de cocaína a los países de la región.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q5VXW27NNNGQBIMS73XVX3CJXI.jpg

Uno de los detenidos es el coronel retirado Jesús César Ríos, subdirector de Normas de Vuelo de la Dinac, quien fue capturado en su residencia ubicada sobre la calle Capitán Juan Genaro Lafranconi, del barrio Mburicaó de la capital.

Según el fiscal Isaac Ferreira, quien encabezó los procedimiento, supuestamente Ríos era el líder de esta red que operó por más de 20 años y durante los cuales brindó las facilidades a las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico para legalizar naves que utilizaban para remesar cocaína a países de la región.

Los otros capturados son José Darío Gauto, que compartía casi las mismas funciones con Ríos y por ello las mismas responsabilidades en el esquema delictivo; Miguel Ángel Troche Servín, jefe de Control de Aeródromo de la Dinac, cuya función era otorgar planes de vuelos a las avionetas mau, a más de Joel Amarilla, escribano de la entidad, quien se encargaba de inscribir con documentos falsos los narcoaviones a nombre de personas que no tenían ninguna vinculación con la estructura criminal, muchos de ellos estudiantes o agricultores.

El último arrestado es el mecánico de aviación Rubén León Telles, en cuyo taller supuestamente ploteaban las naves con matrículas pertenecientes a otras avionetas que operaban legalmente en el país. Igualmente, modificaban las máquinas para tener mayor capacidad de carga y vuelo.

Sin embargo, permanecen prófugos de la justicia Alfonzo Rutilio Ramírez y Rubén Osmar León Agüero. Este último comunicó a la Fiscalía que se iba a presentar en las próximas horas.

La investigación se inició el 6 de julio de 2015, cuando la fiscalía Antidrogas decomisó 22 avionetas que estaban depositadas en hangares ubicados en las inmediaciones del aeropuerto de Pedro Juan Caballero.

Todas las naves eran de origen estadounidense y fueron registradas con documentos y matrículas que correspondían a otras máquinas. En siete de las naves fueron encontrados residuos de cocaína, señalaron.

El empresario Ulises Cardozo fue detenido poco después de que la fiscalía confirmara que era el propietario de al menos 8 de la narcoavionetas, explicaron.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.