Paraguay cuenta con cerca de 35.000 sordos sin apoyo

Representantes de personas sordas alertan sobre la violación de los derechos de este sector que vive discriminado en materia de educación, debido a que no se brinda accesibilidad al lenguaje de señas. Denuncian que no hay intérpretes en algunas instituciones donde los hacen pasar de grado sin las competencias requeridas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NNAI4GPTCVH67MXJIP7F62Z564.jpg

Emilio Pineda, presidente de la Federación Cultural de Personas Sordas del Paraguay, denunció que se está violando la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, al que está suscripto Paraguay, al no dar participación a las personas sordas en los proyectos de educación inclusiva, y al no fomentar el lenguaje de señas en el currículum educativo. “Hay muchos aspectos que se hacen a espaldas de las personas sordas y no ven nuestras necesidades reales”, refirió.

Pineda subrayó que el Paraguay cuenta con un sistema educativo muy atrasado y perjudicial para las personas sordas, que en el país son aproximadamente 35.000. “La mayoría de los jóvenes sordos no saben leer ni escribir correctamente porque el sistema es oralista, para las personas oyentes; las personas sordas necesitamos aprender una lengua y esa es la de señas, una lengua visogestual que debe estar contemplada en el currículum, como lo establece la convención, pero hacen caso omiso. Nos enseñan con estrategias hasta violatorias para poder hablar”, dijo.

La accesibilidad al lenguaje de señas es muy limitado agregó. “Nosotros tenemos sufrimientos por los niños sordos que tienen muchísimas barreras para poder comunicarse. En Paraguay no tenemos el derecho a comunicarnos, somos discriminados desde pequeños hasta grandes. Nosotros no podemos compartir o integrarnos porque no nos dan la lengua de señas”, indicó.

PUBLICIDAD

Por su parte, Marcelo Goiburú, coordinador de la Federación de Sordos, denunció que el Colegio Luis Pasteur, para sordos adultos alfabetizados, actualmente no cuenta con profesores ni intérpretes. “Parecería que en otras escuelas tampoco hay intérpretes. Nos hacen pasar de grado sin las competencias, lo que luego nos perjudica para insertarnos en el mercado laboral”, enfatizó.

Goiburú dijo que desde 1960 la educación para personas sordas no existe y solicitó al Ministerio de Educación una intervención urgente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD