El Vice gestionó acuerdo a favor de presunto negocio de Bolsonaro

Un asesor jurídico del vicepresidente Hugo Velázquez intermedió ante ANDE negocios de una empresa brasileña supuestamente ligada a la familia de Jair Bolsonaro. El abogado invocó al Pdte. de la República Abdo Benítez y al vicepresidente Velázquez al instruir que no se incluyera el punto 6 que pedía la ANDE dentro del acuerdo por inconveniente. El punto 6 que no incluyeron fue que ANDE podía haber comercializado su energía en Brasil.

El vicepresidente Hugo Velázquez saluda efusivamente al director brasileño de Itaipú, Gral. Joaquim Silva e Luna, ante la mirada del presidente Mario Abdo Benítez. Velázquez pidió a través de su asesor jurídico NO  incluir el punto 6 en el acuerdo, y no fue incluido.
El vicepresidente Hugo Velázquez saluda efusivamente al director brasileño de Itaipú, Gral. Joaquim Silva e Luna, ante la mirada del presidente Mario Abdo Benítez. Velázquez pidió a través de su asesor jurídico NO incluir el punto 6 en el acuerdo, y no fue incluido.

El abogado José Rodríguez González confirmó ayer a nuestro diario que trabaja para el vicepresidente Hugo Velázquez como asesor jurídico aunque aún no fue nombrado por la Función Pública para la Vicepresidencia de la República. Y que en tal carácter, a pedido del Vicepresidente, estuvo intermediando negocios con la ANDE en nombre de la empresa brasileña LÉROS COMERCIALIZADORA, situada en un exclusivo barrio de San Pablo, Brasil. En sus mensajes el abogado dice que el grupo LEROS está vinculado con la familia presidencial brasileña (los Bolsonaro). La primera reunión con los brasileños fue organizada por el Vicepresidente.

Según testigos, fue en el despacho del presidente Mario Abdo Benítez cuando el vicepresidente Hugo Velázquez notificó al extitular de la ANDE Pedro Ferreira que el abogado José Rodríguez González lo contactaría en su nombre. Y en tal calidad Rodríguez González estuvo negociando e invocando al Presidente de la República y al Vicepresidente.

Exclusión del punto 6

PUBLICIDAD

El 23 de mayo de este año, la víspera del día en que se firmó el acuerdo secreto en Brasilia, el asesor jurídico del Vicepresidente de la República envió a directivos de la ANDE uno de los mensajes más comprometedores. En él invocó al presidente de la República Mario Abdo Benítez y al vicepresidente Hugo Velázquez (ver foto) para pedir que no se incluya el punto 6 del Memo de la ANDE en el Acuerdo Bilateral con Brasil (la posibilidad de que la ANDE venda energía eléctrica de Itaipú en el mercado brasileño).

El abogado escribió textualmente por mensaje que no debía incluirse el punto 6 “debido a que en conversaciones con el más alto mando del vecino país, se concluyó que no es lo más favorable, a fin de resguardar el manejo prudencial de la información para que la operación en marcha se efectivice con el mayor de los éxitos. Así también concluyeron que ante la existencia de dicho permiso, encuadrado en el tratado en su apartado número 14, que posibilita a Paraguay a disponer de ese excedente de energía, la autorización de ambos mandatorios (sic) ya se encuentra verbalmente aceptada” (SIC).

Las imperativas instrucciones enviadas por el asesor del Vicepresidente el 23 de mayo tuvieron efecto en Brasilia ya que los negociadores que estaban allá, el embajador Hugo Saguier Caballero y el director técnico de Itaipú José Sánchez Tillería, no incluyeron el punto 6 que la ANDE pretendía incluir en el acuerdo bilateral a ser firmado con Brasil. El punto 6, hasta ese entonces, estaba en el proyecto que la ANDE deseaba aprobar en Brasil y decía claramente que la estatal paraguaya iba a poder comercializar en el mercado brasileño energía paraguaya de Itaipú con un bloque mínimo inicial de hasta 30 MW.

La instrucción del abogado del Vicepresidente fue clara y sin lugar a equívocos: no incluir el punto 6 para no “perjudicar” la “operación en marcha”... ¿Perjudicar a quién? Todo indica que a la COMERCIALIZADORA LÉROS.

¿Ligada a los Bolsonaro?

El abogado Rodríguez González fue también consultado sobre lo que él mismo decía, que la empresta estaba ligada a la familia presidencial de Jair Bolsonaro como verdaderos impulsores del negocio con LÉROS. “Así se me dijo”, expresó ayer. En Ciudad del Este aparecieron varios ejecutivos a negociar, dos brasileños, uno de los cuales mostró credencial de senador.

Según informes oficiales, LÉROS ENERGIA E PARTICIPACOES SA es una empresa con capital social de 5.680.000 reales, unos 1.500.000 dólares aproximadamente, y está vinculada a Léros Group con actividades financieras, inmobiliarias, consultorías, alquiler de maquinarias, mantenimiento y deposición de residuos no peligrosos. Figuran como director Adriano Tadeu Deguirmendjian Rosa y como presidente Edval Falcao da Silva.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD