Aíslan a Neneco en Tacumbú por temor a quema de archivo

El exintendente colorado de Ypejhú Vilmar Acosta Marques (40), alias Neneco, pasó a ser desde ayer el preso número 3.980 de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, pero a diferencia del resto de la población permanecerá completamente aislado, a la vista de los guardiacárceles las 24 horas del día y sin siquiera poder salir al patio. Es en el marco de las medidas de seguridad adoptadas para evitar que sus antiguos “padrinos” o enemigos intenten silenciarlo, tal como él habría hecho con el corresponsal de ABC Color Pablo Medina Velázquez (53).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6NUOEMDTQZA6XBLJGSHUAEZPBI.jpg

El propio director del principal reclusorio del país, Luis Barreto, confirmó ayer que “manejamos fuertes rumores de que quieren liquidarlo en su lugar de reclusión, según los informes de inteligencia de la Policía, así como del ámbito penitenciario”.

En ese sentido, Barreto señaló que extremaron las medidas de seguridad para preservar la vida de Neneco, quien ingresó ayer de mañana a Tacumbú y fue alojado en una celda individual, en el pasillo intermedio entre el portón de entrada y el patio común, frente mismo a la mesa de la guardia principal de los celadores.

Vilmar Acosta Marques pasará encerrado las 24 horas del día en el mismo lugar donde estuvieron, por ejemplo, el principal acusado por la masacre de Curuguaty, Rubén Villalba, así como el policía violador serial Osmar Darío González.

PUBLICIDAD

Con esta medida, las autoridades penitenciarias tratarán de garantizar la integridad del criminal, ya que sería muy peligroso exponerlo junto a los otros internos porque los 50 celadores por turno resultan absolutamente insuficientes para resguardar a casi 4.000 convictos.

Las principales amenazas contra Vilmar provendrían de sus propios antiguos “padrinos” políticos, quienes se ven amenazados por una probable confesión de Neneco.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD